domingo, 2 de octubre de 2011

La segunda estación de Cathy Jamison

ATENCIÓN: spoilers de la segunda temporada de The Big C.

Dicen que la meteorología, a veces,  tiene mucho que ver con el estado de ánimo de quienes estamos bajo el cielo, y puede que sea también el caso de la segunda temporada de The Big C. En su momento ya me pareció bastante curioso que sus creadores comentaran que iban  a hacer coincidir cada nueva entrega de capítulos de la serie con una estación del año, pero ahora se constata que la jugada no ha podido mezclarse mejor con el tono que ha dominado esta etapa.

Frente a un primer volumen veraniego, donde el buen rollismo conseguía derretir una situación tan adversa como el cáncer de Cathy, este año  las temperaturas en el barrio residencial de los Jamison han caído a bajo cero. Ya la muerte de Marlene había avisado que "winter is coming", pero aún así el otoño no pareció tratar tan mal a los personajes de Sean y Rebecca, futuros padres, a Adam que se echó novia y hasta la propia Cathy, a la que el melanoma estaba dando una tregua y la oportunidad de conocer a un amigo como Lee, que resultaba ser una compañía menos espeluznante que la del fantasma de Marlene.  Sin embargo, hacia la mitad de temporada Minnesota decidió seguir siendo Minnesota y demostrar por qué sus inviernos son tan conocidos. El tono de lo que veíamos se acercaba más hacia la tragediay todo pareció ir cuesta abajo y sin frenos:  a Adam lo dejó su novia por un asunto de ladillas y se hizo amigo con una madura con problemas intepretada por Parker Posey; a Paul, el patriarca, lo despedían de su trabajo poniendo el mantenimiento del seguro médico en jaque; y Rebecca tuvo un aborto y, por tanto, Sean dejó de tomar la medicación. Por si no fuera suficiente, Lee no parecía mejorar y Paul, además de robar de su propio trabajo para llevar dinero extra a casa, se enganchó a la coca. Como he dicho, ¿estamos hablando de un producto que concursa en los Emmys de comedia?

Y aún así se trata de una temporada donde tantos sinsabores no afectan en absoluto al resultado, mucho más convicente que en la primera temporada, en el que todo parecía recaer demasiado en la figura de la protagonista interpretada por una Laura Linney que aquí se luce de lo lindo con el drama. Los personajes van más allá de la mera caricatura, en especial Paul y Sean, mucho más cercanos quizá por todo lo que les cae encima.  Incluso novedades como la de Lee (Hugh Dany) hicieron olvidar las interacciones de Cathy con Marlene, aunque parece que Miss Jamison debe ser gafe para sus cercanos o algo. No bastó con la muerte de la vecina que este año también cayó la del recién llegado compañero de cata de vinos y fan de los maratones. Estaba claro que el final de Lee iba a ser ése, pero no se veía venir un último adiós tan emotivo y honesto en el que Cathy estuvo con él hasta el último aliento. Con esa despedida, el apartado de bajas estaba más que cubierto por este año. Sólo hacía falta que una Cathy nuevamente reconciliada con su hermano Sean corriera la maratón que le había prometido a Lee como última voluntad para echar el cierre a una temporada redonda. Cuánta equivocación.

Las señales de la deblace se habían ido mostrando a lo largo de los capítulos anteriores, pero quizá fue la poco misericordia en eliminar otro personaje lo que más chocó en la muerte de Paul, vícitima de un infarto inducido por esa última raya combinada con la desesperación con la aseguradora. La crítica al sistema de salud estadounidense está ahí presente cuando Paul consigue llegar a tiempo para ver a su mujer derrumbarse sobre la meta... en compañía de los fantasmas de los otros dos fallecidos. Y Cathy pensaba que habían venido todos (menos Andrea) a verla...

¿Conseguirá la primavera levantarnos a todos la moral?

7 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Gran post! ;)

Ojalá que al primavera nos levante la moral, pero lo tiene complicado. Mira que Cathy puede sacar la parte positiva de cualquier situación, pero este mazazo me temo que será duro...
Lo que no dudo será que sabrán introducir nuevos personajes a la altura de los que nos han dejado.

Larga vida a Cathy Jamison...o no, que visto lo visto...

Saludos!

Jaina dijo...

Telespectador: Gracias! Por el momento yo creo que la primavera va seguir con el drama (no es para menos). Miedo me da la series finale, pero espero seguir disfrutando del viaje y de Cathy tanto como sea posible también.

OsKar108 dijo...

A mi lo que más me sorprende es que se le siga considerando comedia........
Buena temporada otra vez, algo mejor para mi gusto, sobre todo por la mayor importancia de los que rodean a Cathy también.

¡Saludos!

Mario dijo...

A mi esta temporada me ha CHIFLADO. Llevo 13 años siendo fan de esta mujer y cada vez lo seré más ^_^

Jaina dijo...

Oskar108: Esta temporada, aún siendo más dramática, los personajes están más equilibrados y eso se nota.

Mario: ¿Ahora tu usuario es éste? xD Se quejarán tus alumnos con las pijadas que creas para que se entretengan y aprendan :P A mí también me ha encantado, espero que la serie siga con el nivel.

missmole dijo...

Me gustó la primera temporada pero esta temporada ha sido aún mejor aunque mucho más dolorosa y cruda

No me esperaba lo de Paul!!

David C. dijo...

Que buena actriz Laura Linney. Éxitos en el Concurso 20blogs.

Te invito a que visites mi blog de cine
http://cineparausarelcerebro.blogspot.com/