viernes, 27 de noviembre de 2009

Tratamiento: Dos meses de baja

CONTENIDO: 100% spoilers de lo que llevamos de sexta temporada de Grey's Anatomy

Como bien explica MacGuffin en este post, estos días las producciones se afanan en lanzar sus capítulos especiales de fiestas donde todo es amor, felicidad y trompetillas, y Grey's Anatomy, que sabe manejar el drama como nadie, se ha ido de minivacaciones dos meses sin escatimar en papel de oro, muérdago y... sorpresitas. ¿Para qué hablarte de sólo una fiesta si puedo enganchar con las siguientes y, claro, de paso liarla parda? Porque de sobra es sabido que cuando unos cuantos se sientan alrededor de la mesa siempre hay un conflicto dentro del pavo.

La sexta temporada empezó con un episodio doble de esos que incitan a no pisar una sala de operaciones 'nunca máis' porque no puedes aguantar el olor de la sangre. Pero era de esperar un acontecimiento así tras un verano que dejó claro el amor inexistente entre T.R. Knight y Mama Shonda Rhimes. Después, vivimos una ascensión al Tourmalet con unos capítulos memorables donde se jugó al Cluedo con los residentes del Seattle Grace y los nuevos llegados del Mercy West, y se centró el objetivo en la rebeldía de Derek contra el cada vez más absurdo Chief, y en la candidez de Arizona, que definitivamente ha demostrado por qué se convirtió en un personaje regular.

Con Meredith en segundo plano por la maternidad de Ellen Pompeo, e Izzie desaparecida y despedida porque Katherine Hiegl quiere ser la nueva novia de América, la serie ganó en frescura. Hasta hemos recuperado las salidas grotescas de Christina (esos diálogos puyosos con Alex a la hora de comer...), que, a su vez, ha recuperado a un 'cardio god' (más bien, 'godess') que le ha devuelto la pasión por operar, pero que también supondrá un reto a su relación con Owen.

Me gusta el colegueo entre Bailey, Callie y Sloan. Sin embargo, mi principal queja viene a propósito de éste último. Me ha gustado ver su evolución de capullo mujeriego a tío enamorado de Lexie 'Little' Grey, pero después de ver el décimo y último capítulo antes de la vuelta de la serie el 14 de enero, se han disparado todas las alarmas, como ya pasó en la pasada temporada. Entonces, en medio de tribulaciones fantasmales, se rumoreaba con la aparición de un hermano secreto de Meredith. La idea desde luego no ha caído en saco roto, pues al bueno de Mark le han agenciado una hija igual de secreta, con nombre de pila Sloan, en un giro argumental que homenajea a los mejores culebrones familiares. En serio, se llama Sloan... y está preñada. Yo aún no salgo de mi asombro.

Todo personaje necesita retos que les hagan evolucionar, y Mark no escapa a la norma. Aunque el hecho de tener una hija perdida por ahí no chirría viendo el currículum del cirujano, el movimiento se antoja precipitado. Aún no han explotado suficientemente lo suyo con Lexie, que ahora lo convierten de golpe en padre y futuro abuelo. Demasiado para el body, incluso para uno como el de Sloan padre. Eso sí, la llegada de Sloan junior no puede estar exenta de mal rollo y piques entre ella y su madrastra Little Grey. ¡Que casi son de la misma edad!

Por eso, cuando vienes de una etapa movidita, se agradecen los parones de series. En la mayoría de las ocasiones, son un engorro porque significa estar separados de nuestros amores catódicos durante un tiempo, ahora bien, también es verdad que nos ofrecen una oportunidad inmejorable para borrar capítulos de la lista de pendientes. No se debe fomentar el síndrome de Diógenes seriéfilo. Además, desde el punto de vista de la calidad, los guionistas aprovechan para pulir aristas y corregir errores.

Veremos cómo Shonda y su séquito se las apañan para mantener el nivel después del parón.

PD: Gracias a Antara Adachi y a Torpedama por el premio 'Princess' :)

3 comentarios:

fon_lost dijo...

estamos ante una gran temporada por el SGH. aunque hacer el parón tan pronto me parece fatal, el último capitulo, en el que nos han mezclado todas las fiiestas habidas y por haber, les ha quedado bien bonito.

Spidermarga dijo...

Sí que se les ha ido muchísimo la mano con lo de la hija de Sloan. Aunque desde que salió el vídeo porno de Eric Dane estoy esperando que en cualquier momento se carguen al personaje, que ya sabemos como es la ABC.

Esta temporada me está gustando en general (aunque cuando se pone aburrida no hay quien le gane).

Eso sí: muerte al Chief! Muerte a Izzie! Y viva Karev! xD

Jaina dijo...

Fon_lost: Lo del parón es un rollo, ya podrían habernos dejado una semanita más con nuestros cirujanos favoritos. El último capi no estuvo mal, pero creo que fue un pelín inferior a los anteriores. La temporada está muy bien.

Spidermarga: No me convence este giro responsable que le quieren dar a Sloan. Tuvieron tiempo de cargárselo antes, ahora sería un poco tarde, no? Corre más prisa que se quiten de encima al Chief :P