jueves, 25 de febrero de 2010

God save the Geek

Que cueste acabar una serie no significa necesariamente que estemos haciendo de rodillas el Camino de Santiago. A veces, el punto final nunca llega por todo lo contrario: por puro disfrute que da escolofríos de sólo pensar que eso tiene fecha de caducidad. Encima, para añadir más tortura, cuando no se dispone de una cantidad aceptable de material, una debe sacar el máximo partido a temporadas raquíticas. "Lo bueno si breve...", ese refrán tan arraigado en la televisión británica con el que suelo comulgar, pero que se vuelve perverso si va unido a la incertidumbre de cuándo se estrenarán las continuaciones de ciertos productos como The IT Crowd (Channel 4), que protagoniza la entrada de hoy.

Moltisanti ya habló a finales del año pasado sobre la situación de esta comedia en una entrada algo premonitoria ya que, poco después, se anunció que este marzo empezará la grabación del cuarto volumen. ¡Por fin! Un año y medio de parón desde el estreno de la tercera temporada... y unos cuantos meses más de espera pues no se sabe aún cuándo se emitirán los nuevos episodios, que supongo serán seis, como de costumbre.

No estaría tan exaltada en mi queja si The IT Crowd no me hubiera arrancado las lágrimas de los ojos. Con los dramas lloro casi siempre, pero con las comedias me cuesta algo más. El secreto de lo que han conseguido en apenas 18 capítulos Jen, Roy y Moss, jefa y subordinados del departamento de Sistemas Informáticos de Industrias Reynholm, reside en cada elemento absurdo, corrosivo y escatológico que llena sus diálogos. La interacción entre una inepta de las nuevas tecnologías como Jen que debe mandar a dos pedazo de geeks como Roy y Moss (sobre todo éste, más del tipo nerd, qué personaje) marcha a toda vela y, lo mejor de todo, no pone etiquetas de villanos y sometidos.

Digo esto porque puede parecer que la jefa sea la mala de la película cuando, en realidad, los grandes momentos de la serie se dan cuando ella es el centro de las bromas de Roy y Moss a costa de su ignorancia. Sin destripar demasiado los gags sólo destacar el discurso de la tercera temporada hablando de las bondades de la 'caja de Internet' y las consecuencias de buscar Google en Google de la segunda. Tampoco hay que olvidar su obsesión por encontrar al hombre perfecto, que dio pie al que para mí es el episodio más completo y divertido de la serie, "The Work Outing" (2x01), que curiosamente no tiene lugar en el entorno de trabajo, sino en una función de un musical.

Sin contar con una trama que vive a lo largo de los capítulos, como en toda 'sitcom' , temporada a temporada, y entre chiste y chiste, vemos como va cambiando la relación entre los tres personajes. De un ambiente algo hostil, en el que Jen se considera una fracasada por acabar en el sótano de la empresa y Roy y Moss a la defensiva por la llegada de un nuevo miembro, al casi colegueo motivado por el hecho de que, a su manera, los tres son inadaptados dentro de la escala de poder de la empresa.


Y desde la presidencia de la compañía hay que hacer una mención obligada a los secundarios. Empiezo por padre e hijo: Denholm y Douglas Reynholm. Al primero sólo se le ve en la primera temporada, pero es un claro ejemplo de cómo hacer comedia a partir de un tipo arrogante y sin escrúpulos. Lo mismo ocurre con el segundo, un hortera salido (esa silla con forma de mano abierta de su despacho muy sutil, no es) y muy melodramático. ¿Qué más se puede esperar de alguien que se presenta diciendo "Faatheeerrrr!" con voz afectada en plan 'Jesucristo Superstar'? Pues descacharrarse.

Sin embargo, Douglas encuentra un rival de altura en lo que a sobreactuación se refiere: Richmond, el gótico. Escondido en una habitación paralela al departamento de Jen, Roy y Moss es una lástima que no haga muchas apariciones, porque sus pintas y voz atiplada en el original hacen todavía más memorables esos minomonólogos que recita mirando hacia cámara.



El nivel de las actuaciones contribuye a que funcionen los guiones. Cada uno de los personajes está interpretado por comediantes (quizá el más conocido de todos sea el irlandés Chris O' Dowd, Roy) que aportan un disparatado registro de gestos, caras, y una variedad de voces que convierten en delito verla doblada. Por ejemplo, Moss pierde gran parte de su encanto sin el tono robótico y nasalizado que le imprime Richard Ayoade. Una búsqueda en YouTube basta para comprobarlo.

De todas las temporadas emitidas, en la tercera, no encontré unos capítulos tan brillantes en conjunto como los que había visto antes, especialmente en el segundo sexteto de episodios, donde la serie alcanza su máximo. No obstante, el bajón se antoja irrosorio si lo comparamos a las depresiones de algunas 'sitcoms' americanas.

Se suele relacionar The IT Crowd con The Big Bang Theory, por la temática de los dos geeks y la chica "corriente", aunque en realidad ambas series están en galaxias y ligas distintas. Pero la semejanza funciona para recomendarla y de paso avisar de que, una vez vista la intro, el virus de la comedia británica no se puede eliminar del sistema operativo.

12 comentarios:

satrian dijo...

Esperando que lleguen los nuevos episodios, de todos me quedo con el del la caja de internet, no podía más de la risa.

lachicaquemira dijo...

Qué buenos momentos, y qué expectación por los que nos esperan!

OsKar108 dijo...

Que cantidad de momentos hilarantes tiene esta serie, de verdad. El capítulo que comentas, el 2x01, sublime, y no es el único.

¡Saludos!

WATANABE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
WATANABE dijo...

Junto con Flight of the conchords las dos series con las que más me rio. Las dos comparten un humor muy absurdo quizá la de HBO con gags menos elaborados pero igual de efectiva.

Yorch dijo...

Pues yo no la conocía! Me la apunto que estoy britanicomaniaco últimamente!

Un telespectador más dijo...

A mi es una comedia que me encanta, maneja también los escasos recursos con los que juega que es una delicia. Todos los personajes me gustan, y Richmond es un puntazo, pero mi favorita es Jen sin lugar a dudas, por sus tra,as y por sus caras, es brutal!

Yo también destacaría el capitulo del FriendFace, lo que me pude reir jaja

Saludos!

Renaissance dijo...

Si van a rodar cuarta temporada, aunque sea con retraso, ya es algo.
Es cierto que es bastante distinta de Big Bang Theory, ya que el ambiente no tiene nada que ver y el tipo de frikismo que aparece es distinto (en IT se trata de trabajadores, y son más bien geeks de la informática, mientras que en BBT son frikitos al uso), y sobre todo, es mucho más surrealista. En tres temporadas ha dado tiempo de ver un caníbal alemán, un musical gay y la mejor parodia de Facebook jamás filmada.
Ah, y las apariciónes de Douglas Reinholm y sus gritos en plan Cumbres Borrascosas ("Faaaatheer!!" o "Speak, priest!"), son mundiales.

Gromix dijo...

Jen es una IDOLA! Y este momento fue mucho mas que un clasico http://www.youtube.com/watch?v=5oCHxB8d20s
Que llegue pronto la nueva temporada!!

Moltisanti dijo...

Fue la caña no saber nada de la serie durante muchísimos meses, hablar de ella y de repente, tener novedades sobre su futuro xD

Totalmente de acuerdo en lo que a veces hay series que son tan cortas, que prefieres tomártelas con calma para no quedarte sin ella rápida.

The IT Crowd es muy grande y todos sus personajes no son menos, ya sean protagonistas o secundarios. Y la de momentos míticos que nos ha dejado...

¡Que ganas de tenerla de vuelta!.

Sunne dijo...

Tengo unas ganas de que vuelva la siguiente temporada. SOn la leche y como bien dices en el titulo god save the geek.jeje, muy bueno.

Jaina dijo...

No quiero imaginar los que visteis la serie a ritmo UK, madre mía tanto tiempo de espera sin saber nada me hubiera tenido loca :)

Satrian: "This is the Interneeeet" y los otros de la compañía con cara de panolis... cada vez que me acuerdo jajaja!

Oskar108 y Lachicaquemira: El 95 por ciento de la serie es pura comedia brillante. No se desaprovecha casi nada

Watanabe: Los Concords son uno de mis pendientes, tienen sólo dos temporadas, ¿verdad?

Yorch: Ponte con ella ya que es bestial y te la ventilas en un plis si te descuidas.

Telespectador y Gromix: Jen es mi favorita también, sobre todo, cuando pone sus caras de asco, ¡qué grande!!

Rennaisance: Ay es que el episodio del Friendface es demasiado para el cuerpo, es otro de los momentos cumbre, sin duda. El frikismo de The IT Crowd aún siendo surrealista como dices me parece más "realista" que el de TBBT para ser sincera. Es más natural, no tira tanto de referencias pop.

Moltisanti: Te oyeron las suplicas, amigo :) Esta serie fue todo un hallazgo y lo que costó controlarse para no devorarla... Tortura jeje!

Sunne: Que se pasen rápido estos meses porque necesito a estos tres locos de la colina.