martes, 16 de febrero de 2010

La ABC busca drama shakesperiano


Una de las cosas que más me gustan de la 'midseason' es el goteo continuo de rumores y noticias sobre proyectos para la siguiente temporada televisiva. Apenas ha pasado un trimestre desde que se estrenaran las nuevas series que ya estamos pensando en otras. Normalmente, esto pasa porque las expectativas se han visto desfraudadas (cof!Flashforwardcof!) o la oferta se antoja poco atractiva, que suele ser lo más común en los últimos tiempos. Yo soy de las que piensa que todo está inventado y que sólo nos queda asistir a variaciones más o menos originales que nos hagan olvidarnos de la sensación de 'dejà vu'.

A primera vista, dudo de si será el caso de Matadors, un piloto con título de culebrón latino que la ABC ha encargado rodar y que siguiendo el renacido (¿ha estado muerto alguna vez?) interés por las series de abogados. Después del fin de Boston Legal, la cadena de Disney se ha quedado coja de picapleitos y, viendo las alabanzas que la CBS está recibiendo gracias a The Good Wife, nunca está de más subirse al carro.

Pero el Abecedario no sólo pretende llenar vacíos legales con este piloto. Recordemos también que con la cancelación el año pasado de Dirty Sexy Money no cuenta con ningún drama familiar de caché en su programación, y esto no se puede consentir dentro del hogar de acogida de sagas como los Ewing o los Carrington.

¿Y a quién han acudido los responsables de Matadors para unir piezas? A William Shakespeare. Al hombre cuyo fantasma dejaría en la ruina a organismos como la SGAE por todos los derechos de autor que le deberían a estas alturas (lo que tiene ser clásico, eres la repera, pero no aseguras rentas a la larga). Juliana entra a trabajar con su padre en la oficina del fiscal del distrito que está a tortazo limpio con una importante firma de abogados privada. Sin embargo, pronto sus aspiraciones serán puestas en jaque porque se enamora de Alex, letrado que trabaja en la firma rival y que resulta ser el hijo del fundador.

"Capuletos contra Montescos en una sala de juicios". Sin duda, éste podría haber sido el 'pitch' de presentación de la idea.

6 comentarios:

MacGuffin dijo...

Las tramas de los pilotos así en frío suelen dar mucho miedito. Si no se atreven a hacer Dinastía otra vez, esto no mola :)

satrian dijo...

Y con Matt Saracen de protagonista, no se yo si me atrae mucho la idea de un capuletos contra montescos en un juzgado, pero le daremos el beneficio de la duda.

ALX dijo...

Ahora la ABC ha estrenado otra serie de abogados, The Deep End, pero parece que no ha funcionado. Esta que comentas no parece especialmente interesante. Solo queda por ver si tiran por algo medianamente interesante, aunque como dices, ese título parece de telenovela chunga.

Yorch dijo...

Un poco de drama familiar sí que tiene con Brothers&Sisters ;)

Tira un poco para atrás ese título, pero el hecho de que esté por ahí Zach (Saracen) quizá haga que la vea si al final sale a la luz.

Un telespectador más dijo...

Y yo que pensaba que la ABC tenía bastantes estrenos pendientes...peor bueno, tal y como suenan estos títulos no me llaman en absoluto, aunque a ver como se desarrollan luego las ideas...

Y Brothers & Sister mola muuucho, eos si qeu es un buen drama familiar...

Saludos!

Jaina dijo...

MacGuffin: Sin malos, malísimos estos saraos no valen nada jeje! Yo digo que los ejecutivos deben tener dotes clarividentes para no horrorizarse en los pitch porque cualquiera flipa leyendo semejantes argumentos.

Satrian: A ver en qué queda, que igual el piloto es tan malo que ni hay serie. Aún debo ver FNL :)

ALX: Espero que por su bien le cambien el título xD Es verdad, ¡The Deep End! Torpe de mí al no acordarme, pero es lo que dices ha pasado muy desapercibida.

Yorch y Un telespectador: ¡Fallo imperdonable no mencionar Bros & Sis! Se me fue la olla completamente, gracias por el toque :) También di que estaba pensando en el típico drama familiar de malas pécoras y puñaladas traperas...