miércoles, 17 de marzo de 2010

Los buenos secundarios

The Good Wife está siendo la revelación de la actual temporada apelando a la 'vía aristotélica', a la retórica y poética televisivas más clásicas que podamos imaginar. Una opción tradicional que ha estado fuera del manual de alabanzas de la crítica desde hace mucho tiempo porque se ha abusado de ella y, más bien, no se ha utilizado correctamente. Se llevan las historias vanguardistas de tramas enrevesadas como la hiedra, pero basta que aparezca un roble viejo para que destaque.

Como muchas obras de artesanía, lo original no es un parámetro que sirva demasiado para juzgarla. Aquí se valora la técnica y, amigos, aquí es donde la serie alcanza cotas excelentes. Va mucho más allá de contentarse con cumplir a rajatabla los pasos de la guía práctica del procedimental de la CBS, y brinda a los espectadores una galería de personajes inolvidables que nos obligan a volver con ellos cada semana. En realidad, no hace falta que la voz de Alicia Florrick recuerde después de cada capítulo: "Stay tune" ("Manteneos sintonizados"). Ya vamos nosotros solitos.

Sin embargo, no me refiero únicamente al misterioso encanto de las caras de póker de Kalinda, ese inminente triángulo que se huele entre Alicia y Peter Florrick y Will , la humanidad que esconde Diane tras esa fachada de abogada implacable, o los divertidos comentarios de Cary. Está claro que estos personajes soportan la serie sobre sus espaldas, tienen ese mérito, pero ¿qué hay de esos clientes, familiares y peritos que desfilan por Stern, Lockhart & Gardner?

El traficante del episodio 15 ('Fleas') o el experto en armas del anterior ('Bang') son sólo un par de los numerosos ejemplos que se podrían escoger. El 'gangsta' que supera el estereotipo y presume de unos modales tan exquisitos ante Alicia que cualquiera sospecharía de sus actividades, o el hilarante tira y afloja político entre el experto y Diane. Podrían limitarse a cumplir su función de meras herramientas al servicio del libreto, y aún así, los guionistas se toman el trabajo de imprimirles algo de complejidad dramática en los pocos minutos que van a salir en pantalla. Algo así se agradece dentro de episodios autoconclusivos, ya que se disfrutan mucho más.

Con la subtrama del arresto domiciliario de Peter nos han presentado a Eli Gold, un nuevo personaje recurrente, en la línea de esos excéntricos o políticamente incorrectos que nos ha venido mostrando la serie, como aquel marido (Dylan Baker prestando su rostro inquietante) que supuestamente mató a su esposa en 'Bad' (1x13). No estoy segura de las cotas de cabronería que puede alcanzar el nuevo asesor personal de Florrick, pero ya me imagino alguna que otra jugarreta al inefable Glenn Childs para júbilo de quienes lo queremos fuera de su despacho de fiscal del distrito.

Como el roble, el tronco de esta serie es grueso y sus raíces se hunden a una profundidad suficiente como para que venga un temporal y lo arranque. The Good Wife no es exótica, ni una delicia visual, y, sin embargo, da la sensación de que las vivencias de Alicia Florrick en el bufete de abogados y en casa con su marido infiel y convicto, pueden salir ilesas de cualquier inclemencia meteorológica futura, a diferencia de otras producciones que conservan de milagro el tejado de su casa de diseño (Heroes).

10 comentarios:

satrian dijo...

Me gusta que Diane haya cogido algo más de protagonismo en los últimos episodios, me encanta el fichaje de Alan Cumming, y adoro a Kalinda, #spinoffparaKalinda , ya

MacGuffin dijo...

Los sucesivos regalos de libros sobre Sarah Palin (y la estupenda risa de Christine Baranski) entre Diane y el experto en armas fueron geniales.

Eli Gold se convirtió en grande en cuanto amenazó a Becca diciéndole "¿Has visto Drag me to hell?" :)

LiPooh dijo...

Sin duda es el gran drama de la temporada. La serie es muy completa en todo, hasta en esos detalles que comentas. Genial como ha ido avanzando hasta posicionarse en lo más alto.
Y como dice Satrian, #spinoffparaKalinda YA!!!
Saludicos.

Elsa - Con Series y a lo Loco dijo...

Como bien destacas, la serie trabaja muy inteligentemente el tratamiento de personajes secundarios. Un cast de lujo con la entrada de Cumming (que ha sido espectacular). Sumo la noticia del fichaje de Carrie Preston que me parece muy pero que muy interesante. Al igual que satrian, #spinoffparaKalinda, ya.
un saludo!

Spidermarga dijo...

Da gusto que las series cuiden esos pequeños detalles como los personajes que van a salir sólo en un capítulo. Son pequeñas cosas que las hacen grande y The Good Wife es muy grande.

WATANABE dijo...

No, si al final me vais a convencer para que me ponga con este procedimental de abogados. Dos palabras que unidas siempre me han aburrido soberanamente. Mi curiosidad crece por momentos.

seriéfilo dijo...

xe! no pensaba ver esta serie pero al final me voy a animar y todo, la premisa no me llamaba para nada la atención pero despues de los comentarios tendré que darle una oportunidad.

Alejandro A dijo...

no puedo estar más de acuerdo contigo, esta serie me ha sorprendido en los últimos capítulos (aunque traigo un retraso)

Jaina dijo...

Satrian: A Diane pueden sacarle mucho petróleo. Sí, por favorm tenemos que conseguir un trending topic para #spinoffparaKalinda :D

MacGuffin: Lo que me pude reír con esa salida. Dejó a la niñata bien callada, aunque parece que aún tiene que dar más quebraderos de cabeza por lo que se deduce del 1x16 ¬¬

LiPooh: Bienvenida al blog! Ha hecho las cosas como deben hacerse: despacito y con buena letra :)

Elsa: Bienvendida también! Esa no será Arlene de True Blood por casualidad? Qué bueno, no tenía idea de eso, gracias por la info!

Spidermarga: Un serie siempre son los personajes, sean del tamaño que sean :)

Watanabe y Seriéfilo: Ya tardáis jeje!

Alejandro A: Tómatelo con calma porque a medida que pasa el tiempo la aprecias más

lizette dijo...

Hola!
Estuve visitando tu blog y está excelente, permíteme felicitarte.
Sería un gusto poner un link de tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
Si deseas no dudes en escribirme. Mi correo es lizette.quinones@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Lizette Quiñones