miércoles, 10 de marzo de 2010

¿Por qué no pulsar el FF?

El próximo 18 de marzo va a ser uno de esos días que no quiero que lleguen nunca por dos razones bien distintas. En primer lugar, porque significará el adiós de la segunda generación de Skins, lo cual no tiene por qué ser necesariamente triste (eso espero, Jamie Brittain & co.) pero, al ser una despedida, ya tienes asegurada tu gota de azul en el panorama con independencia de lo que te muestren. En segundo lugar, ese mismo jueves regresará de su parón FlashForward, y no precisamente para ocupar el lugar del grupo del Roundview College. Tengo clavos mejores para quitar el anterior, gracias.

Tal es mi indiferencia ante la vuelta de Mark Benford, sus caras constreñidas, y sus potenciales cuernos conyugales que no miento cuando digo que no me acordaba de qué iba el último capítulo emitido antes de sus vacaciones temporales en la ABC. Como si me hubieran hecho lo mismo que a Jason Bourne en las películas, así os lo digo. Suerte que para eso está Google y me han vuelto los recuerdos, porque tampoco me daba la gana de hacer un barrido rápido al capítulo. Demasiados movimientos de tecla que más vale ahorrarse.

Si mi entusiasmo con esta serie roza el paroxismo después de sólo diez capítulos, no sé a qué atenerme cuando todavía quedan catorce más de supuesto entretenimiento. Todo hubiera sido más fácil si Disney hubiera imitado la estrategia de la NBC con Day One. Le vas cortando las cabezas al monstruo poco a poco hasta dejarlo en el DVD release de rigor, aunque nunca sabremos si esta serie se merecía, en efecto, tal sentencia. A diferencia de los pavos reales de Peacock, la ABC se pasó de confiada y vivió un frenesí 'marketiniano' con FlashForward que está pagando (y nos hace pagar) muy caro ahora mismo. Porque decidir quitarle capítulos a tu serie estrella del año, tras haber anunciado con pompa y circunstancia que iba a tener temporada completa, hubiera sido una 'achantada' de escándalo. Además de dólares, también hay mucho orgullo en juego: no es plan de que el Abecedario le dispute ahora a la NBC el papel de bufón de las 'networks' que tan bien ha interpretado en los últimos tiempos.

Seriéfilos y cadena estamos, pues, atrapados con este producto. Yo sigo con ella por cabezonería y porque estoy segurísima de que no veremos una segunda temporada, salvo que la salida del creador de la serie, David S. Goyer, haya significado un cambio sustancial para bien, algo que dudo a estas alturas. Además, la pérdida de espectadores que ha ido acusando la serie desde su estreno en septiembre (de 12 a 7 millones), unida al hiato de tres meses, tampoco ayuda a arreglar la situación.

Flashforward puede quedarse en una interesante premisa saboteada por decisiones creativas desafortunadas y un casting que no da la talla. Su piloto fue un espejismo que nos cazó a unos cuantos, y los que nos hemos propuesto llegar al final tampoco encontramos en el mando el botón FF que nos facilite la tarea.

6 comentarios:

MacGuffin dijo...

Yo creo que le hizo más daño a FF más que perder audiencia, que Bones la superara sin problemas en los tres o cuatro capítulos antes del parón. Lo cierto es que yo la abandoné bastante antes.

satrian dijo...

No creo que tenga remedio la serie, han cometido demasiados errores de bulto, incluyendo parte del reparto difícilmente remediables.

Un telespectador más dijo...

Yo ya la abandoné 3 o 4 capitulso antes del parón, por mi ojalá que mejore y pueda ser la serie en la que todos creimos tras el piloto. Permaneceré atento a la blogsfera haber si hay remedio...

Saludos!

OsKar108 dijo...

Yo la continuaré (un poco por cabezonería también xD) y a ver si hay suerte y al menos esta temporada acaba más o menos en condiciones.

¡Saludos!

WATANABE dijo...

A no ser que se pierda del todo supongo que continuaré con ella. Yo que la defendí tanto como "un digno entretenimiento" ese último capítulo me dejó con el culo al aire. Desde luego dentro de unos meses estaré en mi sofá viendo la tele, lo que no sé es si será viendo FF.

seriéfilo dijo...

yo si le doy a ff tanto que no voy a molestarme ni en ver los nuevos episodios. !que pereza!