miércoles, 7 de octubre de 2009

Ciento treinta y siete segundos en la bola de cristal


Si lees esto sin haber visto algo de FlashForward, te desmayarás y verás un futuro lleno de spoilers.


Si las videntes no quieren que sus negocios fracasen, deberán aprender a desmayarse a placer y predecir el futuro con más precisión que las cartas del Tarot o los posos del té. El plato fuerte de la ABC para la actual temporada, FlashForward, ha demostrado en los dos capítulos que lleva emitidos que un desvanecimiento puede ser la respuesta a preguntas típicas como "¿qué será de mi vida dentro de un tiempo?" o "¿habré conseguido lo que me propongo?", y lo consigue empujando al subconsciente de cada habitante de la Tierra a presenciar, durante 2 minutos y 17 segundos, hechos que ocurrirán un día concreto dentro de seis meses. El 29 de abril de 2010.

Con esta premisa arranca la serie que está llamada a ser 'la definitiva' heredera de Lost, si hacemos caso del murmullo que ha generado en los medios desde principios de año. Palabras mayores que yo prefiero tomar con cautela porque a pesar de haber enseñado unas credenciales más que dignas en sus dos primeros episodios, la superficie de FlashForward está muy fresca todavía para pegarle tamaña etiqueta. La serie que David S. Goyer (Batman Begins y secuela) y Brannon Braga (Star Trek) presentan a partir de la novela homónima del canadiense Robert J. Sawyer nace en un contexto totalmente distinto que el producto de Abrams, Cuse y Lindelof. Es más, me atrevería a decir que surge en un contexto posible en gran parte gracias a la irrupción de Lost en el panorama televisivo (que haya perdido fe en los 'losties' no les quita méritos) y, en ese sentido, no se puede hablar aún de que aquí se esté preparando una pequeña revolución.

Pero a nivel formal, y ya acabo con las comparaciones, si de algo es deudora FlashForward de la isla, es de la espectacularidad con la que se abre la serie y de su reparto coral. Una secuencia impactante con la que dejar boquiabierto al espectador del mismo modo que aquel Oceanic 815 estrellado en la arena. Los Ángeles colapsado por un desmayo de consecuencias globales y una población mundial desconcertada por lo que ha podido ver, cosas buenas y malas. En 45 minutos de intenso piloto, se nos deja ver las visiones de unos cuantos personajes, entre los que se encuentra Mark Benford (Joseph Fiennes), un agente del FBI con problemas con la bebida, en el que parece recaer el pulso narrativo de la trama, ya que con él comienza la investigación del suceso.

En el primer capítulo vemos los 'flashforward' y los no, de prácticamente todos los personajes principales, por lo que la novedad estará en ir descubriendo las piezas que faltan del resto del mundo, de ahí que la serie se preste a ser un desfile de caras con una historia que añadir al mosaico, como se ha podido ver en el segundo episodio con el testimonio de la pastelera. El drama personal lo ponen los principales, mientras que los secundarios tendrían la función de hacer avanzar la historia. Es sólo una suposición, porque ya sabemos de qué van las visiones más importantes, a menos que tengan un as en la manga oculto que no nos hayan enseñado. Espero que sepan encontrar el equilibrio y que no machaquen demasiado con constantes alusiones gráficas a los 'flashforward' como en el caso de Benford.

Mientras disfrutaba del segundo capítulo en compañía de unos amigos, tuvimos una pequeña discusión acerca del agente del FBI y de las motivaciones de ocultarle a su mujer, Olivia (Sonya Walger) su recaída en la bebida cuando ella le ha sido sincera sobre su posible futuro con otro hombre. Resumiendo: no congenié mucho con Mark, aunque eso lo achaco quizás a la poca fuerza de Fiennes a la hora de interpretar el papel. Por el contrario, Demetri (John Cho) y la pequeña Charlie son los personajes que más me intrigan por ahora; el primero, por el trágico final al que parece destinado, y la segunda, por todo lo que no nos ha contado.

Por la sensación de cuenta atrás que va a unida al argumento de la serie, de tener la oportunidad de cambiar un futuro nada alentador antes de la fecha de caducidad, veo muy difícil la manera de justificar una segunda temporada. Con una media de 11 millones de espectadores, tiene todas las papeletas para hacerse con un puesto estable en la parrilla de la ABC, aunque esperemos que no a costa de inventarse tramas inusitadas propias de adivina de cadena local a medianoche. Ése es el peligro y el reto al que deben hacer frente los guionistas en los episodios que están por venir.

9 comentarios:

Eldemo dijo...

¿Credenciales más que dignas? ¿intenso piloto? Cada vez estoy más convencido de que yo vi otra serie xD
Reconozco que los misterios (que han dejado al final de cada capítulo) me enganchan y me hacen querer ver el siguiente, aunqu no lo espere con ansias, pero todavía creo que no es una serie deudora de las expectativas que había generado. Mucha trampa veo en los capítulos además de muchas situaciones muy forzadas (sigo sin entender qué extraña razón les lleva a aceptar todo a la primera :p)
Coincido plenamente contigo en que no veo que de para una segunda temporada, salvo que hagan otro truco a lo prison break y la serie llegue al día que han visto sabiendo quién ha organizado esto pero sin saber por qué. Ya sabes, segunda temporada para descubrir por qué una nueva "Compañía" provocó todo esto y para qué. A fin de cuentas, en la visión de Mark aún está estudiando el caso :)

Saludos y perdona por el tochazo!

MacGuffin dijo...

Sólo llevamos dos capítulos, y espero por los dioses de Kobol que no se desinfle el castillo en el parón de Navidad, como le pasó a Héroes :)

La trama es intrigante y entretenida, pero menos un par de personajes (como Demetri), son todos bastante sosos. ¿Alguien dijo "Jericho"? ;)

satrian dijo...

Espero que tenga su audiencia fiel y permitan que desarrollen a los personajes, para que puedan trabajar tranquilos y sin presiones, a mi me gustó.

Jaina dijo...

Eldemo: el piloto cumple su función de piloto, atrapa la atención y te deja con ganas de más. No es un episodio redondo, pero da lo que se le pide. Yo intenté alejarme de las expectativas todo lo que pude, quizá por eso veo más aciertos que errores. Es verdad que el tema de la aceptación tan rápida de todo lo que pasa parece muy forzado, pero la trama en sí misma es acelerada porque existe una fecha tope de resolución. Quizá por eso los guionistas se han dejado de rodeos y van al meollo del asunto que es saber quién ha provocado el incidente. Van al grano.
Eh, qué buena la observación! No había caído en lo de Mark. Igual ésa es la puerta que les permitirá estirar el argumento, aunque van a tener que hilar fino :) Como mucho, mucho, con dos temporadas y ya.


MacGuffin: No, por favor, por el bien de todo, no ;) Además Heroes empezó con una premisa parecida de no saber qué estaba pasando... Habrá que darles tiempo a que profundicen un poco más en los personajes porque por ahora lo que manda es la historia. Conocemos aún muy poco de ellos. Además de Demetri y la niña, yo tengo mis esperanzas en electricista.

Satrian: Es lo que le falta, un poco más de personajes para equilibrar la serie. Hay material para hacerlo bien. De momento, yo seguiré con FF :)

OsKar108 dijo...

A mi de momento me está gustando, no llevamos demasiado pero antes de empezar siempre he dicho que para mi personalmente no será la "sucesora" de LOST, porqué es mi serie favorita y la mas especial, por lo que lo tenía clarísimo, pero en cuantoa repercusión mundial ma allá de los 40 y pico minutos semanales pueda serlo. Vamos a ver como se va desarrollando porque decían que querían que fuese de unas 5 temporadas, 3 mínimo, si no recuerdo mal, así que "trampas" por el camino debe haber, eso está claro porque no se pueden tirar todo ese tiempo en llegar al 29 de Abril del 2010.

¡Saludos!

MFAL dijo...

A mí me está gustando, no es que me apasione como lo han hecho otras series (incluid Lost) pero me ha gustado y ya tengo ganas de ver el próximo hoy.
Odio las comparaciones porque en definitiva siempre acaban siendo injustas. Me disgusta que se compare a esta serie con Lost, como si tuviera que haber una sucesora para ella... y es que en el momento menos pensado ocurrirá... y no tiene por que ser con una serie de la misma cadena.
Por otra parte, a pesar de ser Lost de mis series favoritas, reconozco que tiene muchos fallos y no es la mejor serie de la historia, siempre lo mantendré... pero el fenómenos fan ve otras cosas, yo que sé...

Respecto a lo que dices de Mark, a mi me pasa lo mismo. Parece que no se le pasa por la cabeza confesarle a su amada lo que vio en su flash... por qué?

Bueno, ya me he enrollado bastante...jejeje, saludos!!

Little Johan dijo...

Yo creo que Mark no le confiesa su visión a su mujer porque teme que si ella piensa que él va a volver a beber entonces ella puede empezar a pensar en dejarlo y así se cumpliría la visión de ella. No obstante, de seguro que el hecho de no haber sido sincero ahora será importante en el hecho que ella después lo deje.
A mi la serie me está gustando muchod e momento y creo que no deberíamos entrar en comparaciones, y más con Lost, porque es una comparación de la que muy difícilmente salga ganando.
A mi me parece muy atrayente el hecho de que ya sabemos cosas q van a pasar en capítulos concretos: la fecha de la visión es la fecha de emisión del final de temporada, la muerte del compañero de Phiennes también tiene fecha y debe ser la fecha de un episodio, y seguro que irán saliendo más cosas.

Jaina dijo...

Oskar108: Cinco temporadas? Me parece excesivo, yo le doy dos como muy máximo. Aunque si quieren más temporadas, tendrán que ir abriendo tramas pronto. Lo de tener a los perdidos como referencia no hace más que perjudicar a la serie, en mi opinión, aunque en el post saque forzosamente el tema a la palestra.

MFAL: Es que lo que trajo Lost consigo no se ha vuelto a ver con ninguna serie. FF entretiene y de momento mantiene la intriga, es un producto decente, pero tiene que ir definiendo su identidad capítulo a capítulo.

Little Johan: Bienvenido! Unos de los amigos con los que estuve viendo la serie justificó la reacción de Mark con tu argumento que acabas de exponer jeje! El ocultamiento del secreto será un motivo de riña, sin duda.
FF es como un spoiler en sí mismo en el que lo interesante está en ir descubriendo el cómo llegan a esa situación. Empiezan al revés.

Little Johan dijo...

Gracias por la bienvenida. Hace poco que me he metido en esto de los blogs y que escribo también.

Acabo de ver el tercero de FF y hay cosas que me gustan y otras que no demasiado. Que haya sueños contradictorios me parece muy interesante.