jueves, 1 de julio de 2010

Como dijo Maradona...

ATENCIÓN: Píldoras de la segunda temporada de Nurse Jackie desperdigadas en esta entrada.

¡Por fin! Tras un mes fuera de la actividad blogueril me toca volver, que tenía un mono de series que ni House sin vicodinas. Aunque, si digo la verdad, tengo el cerebro en forma de Jabulani con tanto Mundial de Sudáfrica, así que cuando vi la finale de la segunda temporada de Nurse Jackie me vino a la mente Maradona. ¿Quién no se acuerda de ese "que la chupen y la sigan chupando" cuando Argentina consiguió clasificarse para el torneo? Pues eso es lo que nos dice la enfermera en esos chocantes últimos cinco minutos.

Empiezo por ese descarado "Blow me" porque con esas dos palabras se nos resume el espíritu de esta tanda de 12 capítulos. Jackie sigue en sus trece, parecía que había tocado fondo en el final de la primera temporada, pero hasta en eso la tía nos la metió doblada porque si pensábamos que se había relajado en los primeros episodios, eso le duró menos que la titularidad a Calamity Green en el once de Inglaterra. No sólo siguió haciendo triquiñuelas para conseguir medicamentos con los que saciar sus adicciones, sino que retomó su aventura con Eddie, el farmacéutico. Pero esto también le duró poco porque no se trataba de repetir los mismos patrones que el año pasado, sino de mejorarlos.

De eso se encargaron los guionistas dando más importancia a la figura de Kevin, el marido, y haciéndolo amigo de Eddie, con lo que el triángulo se convirtió en triángulo. Cuando esos tres salen en pantalla, se huele la tensión porque Jackie puede perder su careta de esposa fiel en cualquier momento. Jackie sigue excavando en sus propias fosas de mentiras, y se recrea en la tarea. Típico comportamiento de personaje de Showtime que esta temporada no traiciona sino que hace justicia con creces. Eddie haciendo buenas migas con Kevin no es el único secreto que su mujer le oculta y, podría ser, de hecho, la guinda a las inseguridades del marido. La temporada ha hecho un buen trabajo en descubrinos a Kevin, un hombre, que tras su fachada de simpático dueño de un bar, tiene miedo de perder el control de su familia .

El asunto de la educación de las niñas y del dinero que está dispuesto a dar la doctora O'Hara para ello ha sido un problema a lo largo de todos los episodios y no extraña que sea el desencadenante del estrés de la season finale. Porque a Jackie la pillan, y de qué manera. El derrumbe de su muro no sólo le da en la cabeza al marido, sino que su hasta ahora cómplice O'Hara se lleva una buena leche al ver lo que tiene delante. A ella también la ha hecho tonta.

Aunque la temporada se ha centrado en ahondar en el retorcido mundo emocional de la protagonista más que en su particular faceta de enfermera maquiavélica, en ningún momento inclina la balanza hacia sentir empatía por Jackie. Una cuestión que queda totalmente confirmada con esa confesión delante del espejo del final. La amistad con O'Hara realmente parecía lo único genuino en la vida del personaje que Edie Falco hace suyo, pero ni con ésas. De hecho, esto ha servido para mostrar una cara de la doctora británica más terrenal, vulnerable y alejada de la frivolidad del principio.

¿Y qué decir de Akalitus? La jefa de enfermeras ha sido mi personaje favorito con sus rictus , su cutrerío y la caña que le da a Coop, que, de tan tonto que es, se hace adorable. En este departamento Zooey sigue siendo la reina y se nota que va aprendiendo de la maestra Jackie porque se le ha visto algo más de malicia, aunque su incipiente relación con Lenny indica lo contrario. Al final, no eché de menos la baja de MoMo, y me gustó el contexto del que proviene el nuevo enfermero, Sam, si bien se lo puedo hacer sacado más partido a sus tensiones con Jackie. Impagable ese intento de mantenerlo despierto a base de golpes de claqué. Thor es una caja de sorpresas.

Pero Jackie es la que está enganchada a sorprender, en realidad.

6 comentarios:

satrian dijo...

Han mejorado mucho a los personajes que es lo que debían hacer esta temporada, ahora se les coge cariño a todos, un poco más a Zooey, deseando ver como resuelven esas últimas escena y situación.

Brian Edward Hyde dijo...

Yo la veo, pero no es una serie que me apasione. Prefiero, por ejemplo, United States of Tara.
Y ambas cuentan con actrizacas

OsKar108 dijo...

Una muy buena temporada en mi opinión, y es que han sabido manejar la temporada con mucho acierto.
Me han hecho gracia las referencias futboleras xD.

¡Saludos!

MuñEkiTa CaT dijo...

Hola!
Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mis sitios web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@gmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Catherine

Jaina dijo...

Satrian: Zooey me ha encantado esta temporada, se la nota más segura pero sigue siendo tan adorable como siempre.

Bryan: No me he puesto con USOT porque si no me da un mal con tanta serie. No sé si algúin día la vea.

Oskar108: Jajaja, es difícil prescindir del Mundial estos días xD

grupo de investigación dijo...

No me gustan mucho las series estado unidenses porque son "las novelas de ellos" y menos estoy de acuerdo con que utilicen una imágen religiosa que para los católicos es sagrado como de la Virgen María como fondo cuando se muestra a esta enfermera. No porque los americanos no crean, no significa que no sea importante para algunos países que somos católicos, les pido respeto, porque si fuera un caso contrario a los americanos no les gustaría que nos burláramos de algunas creencias o costumbres que ellos tienen, que por cierto algunas cosas son muy estúpidaz.