lunes, 28 de febrero de 2011

Torchwood, sobreviviendo a la Cyberwoman

En mi empeño por ir paso a paso con el universo de Doctor Who, le ha tocado el turno a la primera temporada de Torchwood, el 'spin-off' protagonizado por el carismático Capitán Jack Harkness, al que conocimos en la primera temporada de las aventuras del nuevo Doctor. Esta serie de la BBC, estrenada en 2006 bajo la batuta del mismo Russell T. Davies, cuenta con un tono más adulto y oscuro que la ficción de la que deriva, y se centra en mostrar en qué consisten las actividades del aquel famoso y secreto Instituto Torchwood que tan indisimuladamente se nombró a lo largo del segundo año de Doctor Who. Puede darse el caso de que quien sólo haya visto Torchwood no logre entender mucho de lo que sucede con el personaje de Harkness, lo cual es un problema porque dos tercios del atractivo de la serie, al menos en este volumen de apertura, corresponden al Capitán yankee. Por eso, desde aquí aprovecho para insistir en que vale mucho la pena ver los dos primeros años de Doctor Who antes de embarcarse con el 'spin-off'. Más que nada, porque no estamos ante una secuela al uso que se pueda disfrutar de forma separada, ya que el vínculo de la trama de Harkness con la serie matriz es demasiado relevante.

Localizada en la capital de Gales, Cardiff, la base Torchwood Three se dedica a combatir en secreto cualquier tipo de ameneza alienígena en nombre del gobierno británico. En la base, escondida bajo una plaza muy transitada de la ciudad, trabajan la hacker Toshiko Sato (Naoko Mori) , el biomédico Owen Harper (Burn Gorman), el azafato Ianto (Gareth David-Lloyd) y Susie la mecánico, que responden a las órdenes de su jefe, el misterioso Capitán Jack Harkness (John Barrowman), de cuya vida apenas saben unos pocos detalles. Esta intriga es menor para el espectador de Doctor Who, que fue testigo de cómo Harkness ayudó al Doctor a derrotar a los Daleks. No obstante, hay algo que éste no sabe: los efectos secundarios que esa batalla dejó en el Capitán. El episodio piloto de Torchwood nos presenta también a otro de los personajes clave de la serie, Gwen Cooper (Eve Myles), una joven policía local que entrará a formar parte del equipo después de que Susie traicione a sus compañeros. La curiosidad y persistencia de Gwen arrinconan a Harkness que, de una forma gráfica, le revela su condición de inmortal y la hace prometer que no se lo contará a nadie. (SPOILER de Doctor Who 1) Y es que cuando Rose Tyler le devolvió la vida haciendo uso de la energía del vórtice espacio-temporal en la season finale 'Parting of the Ways', lo dejó un cargamento para toda la eternidad. (FIN)

Como su serie madre, la primera temporada de Torchwood se caracteriza por contar con un total de trece capítulos estructurados al estilo 'monstruo de la semana', esto es, con una amenaza que empieza y y acaba en el mismo episodio como ocurre con los casos de las series procedimentales. Aunque, a diferencia de los remilgos de algunas series de este género, aquí no se andan con muchos miramientos, y se muestran historias atrevidas tanto en forma como en contenido, acordes al tipo de horario y público al que se dirige la serie. Este riesgo en las tramas es evidente en los primeros compases de la temporada, en los que la producción lucha para encontrarse a sí misma, dubitativa en profundizar en el personaje Harkness, y en el resto, o dar más importancia al misterio de cada episodio.



Es en esta última cuestión donde radica el principal defecto de esta tanda de capítulos. Por un lado, la serie quiere dar una apariencia de cierta seriedad, y de atrevimiento, como son esas tramas en ambientes turbios o con mucha carga sexual, pero que aplicadas a algunos de los villanos que pueblan la serie se quedan en puro 'camp', provocando más de una risa. No en vano, ahí queda de ejemplo el segundo capítulo de la serie, 'Day One', más conocido como el de la muerte por kiki. Eso, por no mencionar el infeble episodio de la cyberwoman, sacado directamente de una película de serie Z, que, de tan malo, se carga de un plumazo en sólo 45 minutos la continuidad del mito de los cybermen. Una chapuza en toda regla.

Por suerte, la serie muestra su potencial cuando se centra en su galería de personajes peculiares, todos ellos con problemas de sociabilidad y sin apenas vida social debido al trabajo que desempeñan. Todo lo contrario que Gwen, que por ser la novata, se abandona a la emoción del mundo privado que acaba de descubrir, lo cuál le crea más de un problema con su novio Rhys. La confianza, salpicada con una pizca de tensión, que se va forjando entre Gwen y el Capitán avanza poco a poco y sirve como ventana a la personalidad de Harkness, un tipo mucho más oscuro y complicado de lo que pueda dar a entender su fachada de conquistador caradura . Es en estos momentos cuando la producción de Davies se deja ir y es capaz de brindar escenas relevantes y una poderosa recta final de temporada que alcanza su máximo con el meláncolico 'Captain Jack Harkness', un episodio clave por lo que cuenta del pasado de este veterano de guerra.

No estamos ante una producción para todos los paladares, y el recorrido irregular de la temporada desde luego no ayuda a dibujar un garabato demasiado decente, pero ante la promesa de un salto de fe en la segunda entrega, me quedo cazando aliens hasta nuevo aviso.

8 comentarios:

Hausdorff dijo...

Pues a mí el de la muerte por kiki me había gustado XD

En la primera hay capítulos bastante buenos (sobre todo en la última mitad), pero la segunda es bastante GENIAL, tipo Doctor Who, ya verás :D

Ahora cuando acabes la 3ª de Doctah Jones ya verás como la 2ª de Torchwood te engancha y no puedes parar de verla ^_^

PS: cualquiera que sobrevive al capítulo de Cyberwoman, es capaz de llegar al final de la serie XD jajaja

WATANABE dijo...

Ahora que estoy totalmente inmerso en el universo Doctor Who me interesa mucho tu entrada.

Después de varios intentos con la primera y la segunda, fue finalmente Blink y la tercera temporada al completo la que acabo por engancharme a la serie.

Vistas lastre tres últimas y luego la primera, ahora ya en la segunda estoy totalmente enamorado de toda su mitología y personajes.

Por eso una vez terminada esta 2ª (la única que me queda por ver del Doctor) pensaba seguir con Torchwood, pero pensaba empezar directamente por la 2ª ya que de la primera había leído cosas horribles.

Todo este rollo que te he soltado es para preguntarte si realmente merece la pena que lo intente con esta (o desde algún episodio en concreto), o ya me pongo con la segunda directamente.

Un saludo.

Moltisanti dijo...

En su momento cuando comencé con Torchwood, me salté a la torera el orden cronológico con Doctor Who y aunque no influye demasiado al principio, siempre es recomendable hacer las cosas como Jacob manda.

Me ha encantado que hayas hecho tanto hincapié en el capítulo de la cyberwoman. Casi por él, tiro la toalla con la serie. Menos mal que si en algo se aprece Torchwood a su serie madre, es en que van ganando muchísimos puntos a medida que avanzan los capítulos.

A partir del 2x05, empieza la verdadera Torchwood. Eso sí, con el mismo y fantástico Capitán de siempre.

satrian dijo...

A mí me entró más fácil esta primera temporada de Torchwood que la primera de Doctor Who, aunque me gustó más el final de ésta última que el de la primera.
Ahora que comenzado la segunda de Torchwood, sigo el calendario para ver las dos series, aunque me cueste dejar Doctor Who un poco aparcado.

Renaissance dijo...

"Sobreviviendo a la Cyberwoman", es la mejor definición de la serie que se ha podido hacer. Yo también la recomiendo, esa primera temporada es muy errática, pero tiene episodios bastante buenos, como el de las hadas, y en la siguiente temporada tienen un poco más claro lo que quieren hacer y se nota. Y, bueno ,Children of Earth ya fue de lo mejorcito que podían hacer, le ha dejado el listón muy alto para la siguiente.

OsKar108 dijo...

Yo ya que empecé con el "Whoverso" cuando ya se llevaban unas cuantas temporadas, lo pude hacer en el "orden correcto" y quizá sea por lo mal que me la habían pintado (como una parte de la 1ª de Doctor Who) que no me desagradó para nada, aunque también es cierto que habiendo visto sus 3 temporadas, la 1ª es muy muy inferior a lo que te queda por ver.

¡Saludos!

Jaina dijo...

Hausdorff: El de muerte por kiki fueron unas risas, aquello era un no parar jeje!

Watanabe: Como te dije por Twitter, si tienes que empezar por partes, lógicamente primero ve el piloto porque así sabrás en qué punto empieza la serie el personaje del Capitán. Después mira los tres últimos ya que son más serios, y empiezan a preparar el terreno para ahondar un poco más en la figura de Harkness (sobre todo el penúltimo, que da detalles muy jugosos). La season finale también tiene lo suyo por cosas que comprenderás cuando lña hayas visto ;)

Moltisanti: Pasar del capítulo de la cyberwoman parece que es requisito indispensable para seguir con Torchwood xD Desde luego, ir de menos a más es algo que las dos tienen en común. Hay que tener paciencia con ambas.

Satrian: Pues a mí me pasó al revés. La primera de DW me enloqueció con sus bizarrismos al principio xD, y aquí me costó cogerle el tono. Quizá porque ya pasado por eso antes con DW.

Ranaissance: Gracias! El de las hadas no me terminó de convencer, aunque me gustó la parte que tenía que ver con el Capitán (como no jeje). Estoy expectante a ver cómo siguen las siguiente temporadas ;)

Oskar108: En conjuno tampoco es para tanto, pero ya te digo que hay capítulos que te dejan muy WTF xD A ver si me pongo pronto al día!

ALX dijo...

Torchwood va encontrando su camino a mitad de la primera temporada, desde el episodio de las hadas. Algunos como Random Shoes, el de los viajeros, en el tiempo o el de los caníbales merecían la pena. Además, de como no, su recta final.

La segunda temporada es más consistente. Eso sí, yo soy más de Torchwood que del Doctor Who y ahora mismo estoy a la espera de ver si conseguirán superar su tercera temporada en esta nueva temporada en USA.