viernes, 13 de febrero de 2009

Tell me you love me(me)

Aunque da algo de yuyu que la víspera de San Valentín caiga en viernes 13, no puedo resistirme a dejar volar mi lado shipper. ¡La ocasión lo merece! Como Adri (aunque sin currármelo tanto, eso sí), he adaptado el meme de parejas añadiendo una quinta de insoportables que jamás debieron ser concebidas y que han herido la sensibilidad seriéfila de más de uno. Se ve que algunos guionistas han osado ofender la memoria de la sagrada familia del shipping, Mulder y Scully, o Sculder, que está por encima de cualquier clasificación. Por eso, vamos primero con lo bueno.

ME RINDO ANTE...

5) House y Cuddy: detrás de esas puyas, órdenes sin cumplir al más puro estilo me-lo-paso-por ahí, y miradas pecaminosas a los encantos de la jefa, no se puede negar que Huddy tiene tensión para alumbrar todo el parque que rodea al Princeton-Plainsboro. SPOILER. Aún están por verse las consecuencias de ese apasionado beso post bronca en 'Joy' (5x06) , que no se ha vuelto a repetir en el último capítulo emitido por Cuatro. FIN DEL SPOILER.

4) Joey y Pacey: en los foros de Dawson's Creek se vivía una lucha sin cuartel entre Djers y Pjers. Obviamente, formaba parte de los segundos, adoradores del imperfecto y un poco sinvergüenza Pacey Witter. Este hombre consiguió camelarse a base de química y algo de redención a la marisabidilla Joey Potter, que aprendió a tomarse la vida menos en serio cuando conoció de verdad al bueno de Pacey y dejó de comerse el tarro con Dawson, que, por mucho BFF y ex que fuera, padecía de 'dramaqueenismo'.

3) Nate y Brenda: la relación de estos dos es de lo más complejo. De momento, sólo he visto las dos primeras temporadas de Six Feet Under, pero basta para que estén aquí. Analizar la psicología de la señorita Chenowith daría para escribir varios libros y muchas de sus comportamientos te dejan en plan WTF!, pero ella y el mayor de los Fisher se complementan, aunque él también tenga sus secretos, ojo. Una pareja con sus claroscuros, realista.

2) Carrie y Mr. Big: hace nada vi la peli de SATC (un episodio largo), y viendo los créditos recopilatorios de las seis temporadas que nos regaló el gran Darren Star, no dejé de pensar en los incontables sinsabores que le hizo pasar Big a la supuesta 'woman on top' Bradshaw. Ni Aidan ni Petrovsky, unos tíos bastante interesantes en principio, se quedaron con el corazón de Carrie. Sólo él, el ejecutivo incapaz de enfrentarse a la verdad de sus sentimientos hacia la columnista, lo consiguió.

1) Sidney y Vaughn: mi admiración hacia esta pareja se resume en esta escena. Alias, segunda temporada. Capítulo nueve: 'Passage Part 2'. Cita para el recuerdo: "You can set your heart by this watch. It stopped Octobert 1st, the day we met" (Michael Vartan, algún día te tengo que conocer, he dicho).


Condenado beeper...

ME DUELEN LOS OJOS CON...

5) Shane y Jenny: ni las lesbianas de The L Word se libran de tener una pareja chunga entre sus filas. Ilene Chaiken, creadora de la serie, cuenta con antecedentes de tortura a un sector de los espectadores (léase, los shippers de Bette y Tina), pero aquí se pasa. La amistad de Shenny era una de las pocas relaciones que se mantenía a salvo dentro del culebrón... Hasta ahora. El tema huele muy mal porque Shane es una 'womanizer' y Jenny está como el cencerro de SNL.

4) Rory y Dean (part 2):
me parece que está claro, segundas partes no fueron buenas y menos después de que la pequeña Gilmore lo hubiera dejado con mi Jess Mariano y se convirtiese en 'la otra' sólo por compartir sábanas con su primer novio, el cual me producía ni frío ni calor. Si algo se le puede reprochar a Amy Sherman Palladino es este affair. Menos mal que duró lo que duró.

3) Vaughn y Lauren: JJ Abrams, o más bien los lacayos que le llevan la serie una vez que él se desentiende y se marcha a crear 'Lost' (costumbre habitual en todos sus proyectos), se sacaron de la chistera a la Reed, responsable de que, durante casi un año, no viviéramos momentos como el del vídeo de más arriba. Como consuelo, las escenas entre estos dos transmitían lo mismo que las zapatillas de andar por casa. Nada.

2) Susan e Ian: otro caso de óbstaculo en el objetivo final. El inglesito Hainsworth llegó en la tercera temporada de Desperate Housewives, y no pegaba ni con cola con la torpeza de suburbio de Susan. Muy estirado, este Ian. Por momentos creí que Marc Cheery no volvería a escribir una escena de reencuentro con Mike, pero me equivoqué. SPOILER. La ha vuelto a liar en los nuevos episodios, pero se entiende. FIN DEL SPOILER.

1) George e Izzie : Grey's Anatomy pasó por una tercera etapa muy oscura, tras encandilarnos con la segunda. Y no me refiero al 'caso Isaiah', sino al 'caso Gizzie'. Curiosamente, T.R. Knight está implicado en los dos, pero aquí la responsabilidad legal recae en Shonda Rhimes. Nunca más pongas una botella de tequila entre dos amigos. De repente, el doctor O'Malley quedó como el infiel que, a lo tonto, se había liado con casi todas (la enfermera Olivia, Grey, su por entonces mujer, Callie, la propia Izzie...), traicionando el verdadero carácter con el que había sido concebido el personaje. ¿Las consecuencias del desastre? Uno vagando cual fantasma en los pasillos del Seattle Grace Hospital y la otra viendo personajes del más allá.


3 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Buenas elecciones todas, incluso las parejas con las quie te duelen los ojos jeje Sobretodo con la relacon asquerosa de Izzie y Geroge.

Eso si, la pareja Carrie Big no me gusta nada de nda, de echo pensaba incluir a Carrie con Aidan en mi lista, pero solo podian estar las 5 mejores jeje

Saludos!

fon_lost dijo...

Ian Susan no es que no me pegaran. es que veia a susan tan Mike que no me la imaginaba con otro (tampoco con Jckson en la 5ª). a mi izzie y george no me disgustaron tanto fijate. vale q es una metedura de pata pero a mi no me disgusto tanto. me ha gustado como te ha quedado lo siguiente: ¿Las consecuencias del desastre? Uno vagando cual fantasma en los pasillos del Seattle Grace Hospital y la otra viendo personajes del más allá.

MFAL dijo...

Y lo que te queda por ver y saber de Brenda y Nate!!!! Excelente pareja, la que recuerdo con mas cariño de todas las series que he visto. Six Feet Under es grande de verdad!
Un saludo