jueves, 2 de abril de 2009

Skins, o adolescentes sin adulterar

Un diamante en bruto. Una lechuga fresca, sin transgénicos, auténtica. La serie del canal E4 británico Skins ha demostrado que pueden existir dramas adolescentes sin poses afectadas, y sin necesidad de probarse el traje de las convenciones que rigen las historias protagonizadas por adultos. Un producto 100% 'teen' diferente a todo lo que el espectador entiende como 'teen'. ¿Contradicción? Hablamos de adolescentes de verdad, así que esperemos eso y mucho más.

A vista de pájaro, lo primero que sorprende de esta ficción creada por Bryan Elsley y Jamie Brittain es su cast. Mirando en la Imdb, se puede comprobar que casi todos rondaban los 17 o 18 años cuando se estrenó la primera temporada que aquí nos ocupa. Ya le hubiese gustado a Dylan aparecer así de lozano en Beverly Hills, o a Quimi en Compañeros. Uno, por las entradas, y el otro, por exceso de pelo facial.

Pocas series tienen a colegiales interpretando a gente de su edad, y que, además, lo borden. Ésa es otra: en Skins, una mala actuación cantaría muchísimo porque, a pesar de la etiqueta 'de insti', es un verdadero estudio de personajes, sólo que de unos con 16 años a los que les gusta tomar pastillas, fumarse petas, emborracharse y follar a la vez que la montan y dejan la casa hecha un cristo. Me temo que la expresión de lujuria perpetua que ofrece Ed Westwick con su Chuck Bass quedaría un poco ridícula en este caso.

Quizá la faceta fiestera y drogadicta de la serie juegue en su contra a la hora de hacerla atractiva a quien se la vayamos a recomendar. "¡Bah, otra serie de niñatos!", dirá más de uno, pero detrás de esos tripis de más y vomitonas hay un verdadero problema. Tony, Michelle, Sid, Cassie, Jal, Maxxie, Anwar y Chris, los chicos de una pandilla de Bristol, no tienen unos padres por los que sentir orgullo.

Precisamente, uno de los puntos flacos de la serie quizá sea la falta de una figura adulta que no destaque por su idiotez supina. Hubiese funcionado como una excepción que confirme la regla psicotrópica de pastillas+botellón, objeto de una amplia polémica en UK. El padre de Jal, dentro lo malo, es el más salvable, pero sus maneras gangsteriles no ayudan mucho. Aún así, se le agradece que le haya comprado un clarinete nuevo a su hija en el episodio dedicado a ella.



Cada uno de los nueve capítulos que forman esta temporada nos ayuda a saber más acerca de cada uno de los chicos, algo que refuerza el tono de retrato de adolescentes, más que de sucesión de líos juveniles, que podemos ver en Skins. Así, por ejemplo, el primer acto nos habló de Tony (Nicholas Hoult, el chavalín de Un niño grande), el chulo número uno del lugar, encantador, egoísta y manipulador a partes iguales. Un personaje fácil de odiar, porque hace lo que le da la gana con la gente que está a su alrededor, pero que hacia el final de temporada demuestra que tiene sus sentimientos.

Sid (Mike Bailey), por el contrario, es el friki de la pandilla y mejor amigo de Tony. Vive a la sombra de éste y de su novia, Michelle (April Pearson) de la que está enamorado. Torpe para las relaciones personales, y, en ocasiones, demandante de unas buenas collejas, el chico del gorro negro (fijo que hay vida debajo de él...) nos brinda los mejores momentos de la primera temporada junto con Cassie (Hannah Murray).

Es imposible no reírse con Cassie por su constante estado de alucinación mental, pero su historial de desórdenes alimenticios sirve para borrar la sonrisa en un periquete. De largo, mi personaje favorito por esa mezcla de diversión y tristeza demoledora. Estoy deseando ver cómo evoluciona en la segunda temporada a sabiendas de que en la tercera el puñado de protas cambia totalmente de caras, aunque Effy, la hermana raruna de Tony, lidera la nueva generación de chicos.

A diferencia del desfase sin parar que es la vida de Chris (Joe Dempsie), Jal añade la cuota de 'un poquito de por favor' dentro del grupo. Sensata y un tanto reservada, se encarga de bajarle un poco los humos a su amiga Michelle, la guapa oficial que sólo vive por y para Tony hasta que, como éste, pega un salto de madurez.

De Maxxie (Mitch Hewer) y Anwar (Dev Patel, Slumdog Millonaire), uno gay y otro musulmán, y mejores amigos a pesar de las barreras culturales, una se quedó con ganas de más. Sobre todo del primero, ya que es el único del que no se conoce el panorama que tiene en casa. Veremos también en la segunda tanda de episodios.

Desde luego, los creadores de este drama pueden asegurar qué está pensando el otro con sólo una mirada. Elsley y Brittain son padre e hijo, y si atendemos a la edad del retoño (23 añitos) , la credibilidad de los personajes que nos muestra la serie se dispara todavía más porque las sensaciones y emociones reflejadas en la historia no le quedan muy lejanas.

La juventud de Brittain por sí sola no es suficiente para explicar el genial uso de las canciones en las secuencias de Skins. Aquí no se trata de un relleno para que quede bonito o para promocionar a la banda de indie rock de turno, sino que la música añade valor al guión, independientemente de que entren unas ganas locas por reunir toda la playlist de la temporada de lo buena que es. Eso, sin contar con el opening, con una melodía adictiva donde las haya, y la forma en la que suena la letra de Wild World de Cat Stevens en el season finale. Indescriptible.

14 comentarios:

ALX dijo...

SKINS es muy grande. Para mi una de las mejores series que se están emitiendo. La segunda temporada me pareció mejor, aunque se vuelve más oscura, pero da momentos muy buenos.

Respecto a los adultos, es algo que me gusta mucho de esta serie, como, en cierto modo, te dice que esos chavales son así por los padres que tienen.

dsm dijo...

yo todavia estoy bastante retrasado con ella, pero espero concluirla pronto aunque es serie teen favorita

Thursnext dijo...

Me quedé en el cuarto, y no sabría decir ningún punto negativo en especial, simplemente era una historia que no me interesaba en ese momento, ni en este.

Pero aún así sé que lo que dices es totalmente cierto, como serie teen está totalmente alejada del mundo de fantasía y glamour de las series made in USA.

Con lo que vi también amé el personaje de Casie, a quien por cierto escuché doblada un día en Antena Neox y he de decir que arruinan todo su encanto.

Lara dijo...

No he visto ninguno,xo que estén en la edad que pretenden es un logro!!!jejej.

UNBESITO!

Spidermarga dijo...

Me encanta. Ahora mismo de mis preferidas.
También la segunda temporada me gustó más (pero por poco, que es difícil).

A mí, sin embargo, que todos los adultos sean idiotas profundos me encanta, me hace reír y da un punto de vista diferente, además de que, en el caso de los padres, nos hace entender a los hijos mucho mejor.

No te preocupes por Maxxie que ya conocerás su historia :P

Hewl dijo...

Yo me quedé al principio de la 2ª temporada porque no encontré subtítulos que se adaptaran a la versión que me había bajado, y el acento británico me cuesta mucho pillarlo.
A ver si me bajo otra versión y me pongo ya, porque la verdad es que la serie está muy bien.

Nahum dijo...

Otra opinión respetable para ponerme con Skins. Es una serie que siempre me dio pereza hasta que he leído buenas críticas de varias personas de las que me fío. Ahí tengo las dos primeras temporaditas, listas para ver.

Después de leerte, me daré aún más prisa en empezar, Jaina.

Jaina dijo...

Gracias por lo comentarios! :)

ALX y Spidermarga: sois culpables directos de que me haya enganchado a Skins jeje! Coincido con vosotros en el acierto de presentarnos a unos padres tontos del bote para explicar pq los hijos son así, pero que al menos uno se hubiese salvado de la quema...xD La segunda temporada va a caer ya de ya!

Dsm: seguro que vas más adelantado que yo, pero ya la tengo en mi altar de series teen jeje!

Thursnext: retómala porque vale la pena, además que es tan corta que se te pasa volando. Totalmente de acuerdo en lo de Cassie doblada: tengo los caps en dual y se cargan el personaje.

Lara: ya te digo que es un logro! Teneis que recomendarla en la Ragazza, que como recordó Thursnext la echan en Antena Neox y no hay excusa para que vuestro target no la vea jeje!

Hewl: todavía no me he puesto a bajar los caps de la segunda, pero gracias por el aviso. Me andaré con ojo para escoger las versiones, pq es verdad que el acento tiene tela para captarlo bien.

Nahum: tú en Escocia seguro que estás curado de espanto con los acentos jeje! No te arrepentirás de verla porque no es una serie de adolescentes convencional. Ya contarás cuando la empieces :D

Un telespectador más dijo...

Yo aun no la he visto, pero la tengo entre mis pendientes desde hace algun tiempo, todo el mundo la pone por la snubes asi que debe merecer mucho la pena.

Saludos!

Fisher dijo...

yo hoy mismo he terminado la primera temporada y me ha encantado.

seriéfilo dijo...

en españa han querido hacer algo parecido con fisica o quimica y no les ha salido!!!

yo me quede en el segundo episodio... tendre que volver a ponerme con ella... tanto halago...

Jaina dijo...

Telespectador: Lo merece, lo merece. Ya demás, como ya he dicho, que las temporadas sean tan crotas e sun aliciente.

Fisher: Bienvenido al blog! Parece que estamos en el mismo punto de la serie jeje! Habrá que ponerse con la segunda, no?

Seriéfilo: es que lo de FOQ no hay por donde cogerlo, y eso que confieso que he visto algún que otro cap de pasada xD Vuelve con Skins, vuelve.

MFAL dijo...

Debo decir que no he visto ni un sólo episodio pero, no sé por qué no me llama en absoluto la atención... no sé, ya veremos.
Un saludo!!!!
(se ha solucionado lo del feed?)

Anónimo dijo...

ME ENKANTA SKINS DESDE Q LO EMPECE A VER DEJO DE KOMER Y EMPIEZO A TOMAR PASTILLAS¡¡¡¡¡
BUENIIZIIMO¡¡¡¡¡¡¡¡¡=)