martes, 24 de marzo de 2009

Pilotando Kings: Cuando el versículo se hace serie

"Samuel tomó el cuerno del aceite y lo ungió en medio de sus hermanos. A partir de aquel día vino sobre David el espíritu del Señor" (1 Samuel 16:13).

Fue en primero de bachillerato cuando la Biblia se convirtió en el único libro de texto válido de la asignatura de Religión en el instituto público al que asistía. Bajo la batuta del párroco de una localidad vecina, nos pasamos casi un curso entero analizando pasajes del culebrón más grande jamás contado: el Tánaj o Antiguo Testamento. De entre todas sus historias repletas de guerras, romances y traiciones, la fábula del Rey David brilla con luz propia, al igual que Kings, la nueva serie que nos brinda la NBC y que moderniza la tragedia del segundo monarca de Israel.

Se agotan los adjetivos para describir el resultado de la reinterpretación visto en el doble piloto, a pesar de los pésimos datos de audiencia (4,5 millones de espectadores) que ha cosechado el tercer capítulo emitido en USA. La serie intimida de la majestuosidad que desprende su diseño de producción, impecable y colosal, especialmente, en las escenas que transcurren en el centro de gobierno, y en Shiloh, la metrópoli-capital del reino de Gilboa encabezado por el Rey Silas (un tremendo Ian McShane, Deadwood).

Gilboa está en guerra con el vecino Gath, que vendrían siendo los filisteos y cuentan, cómo no, con varias armas de combate llamadas Goliaths. Diferencia: aquí no hablamos de un sólo gigantón, sino de bastantes tanques que dejan a los gilboenses, como a los israelitas en la Biblia, bastante mermados. Encima, ha habido una emboscada y uno de los dos soldados prisioneros es Jack Benjamin (Sebastian Stan, aka Carter Baizen en Gossip Girl), el díscolo hijo del rey y crápula profesional.

Y aquí entra David Shepherd (Chris Egan), que, con el mínimo equipo de defensa, cruza las líneas enemigas para liberar a los rehenes y después deshacerse el solito de un Goliath. No hubo honda ni piedras, pero sí una granada y un bazoca. ¿Consecuencias de tan noble acto? El mecánico hijo de Jessie (el rol de Jesé es femenino en la serie) y menor de siete hermanos es aclamado con honores de héroe, presentado a las altas esferas de Gilboa, y ascendido a capitán por el mismísimo Rey Silas.

Cuando el espectador asiste al primero de los triunfos que consigue David a lo largo del capítulo, no se sorprende en absoluto porque dos años antes fue testigo del ungimiento del chico con la grasa de un coche que había arreglado. Esta escena, sucedida al principio del episodio, es clave porque explica que estamos ante un personaje excepcional capaz de hacer cosas extraordinarias y supone un magnífico ejercicio de adaptación del texto bíblico. En el libro, el profeta Samuel unge con aceite la frente de David designándolo como rey de Israel, mientras que aquí el Reverendo Samuels (Eamonn Walker) limpia un mancha de grasa de la frente del rubito que le solucionó el contratiempo. Una estampa sencilla pero significativa.

Este momento junto con la coronación de las mariposas a la que hacía referencia el Rey Silas remarcan la grandeza de David, que poco a poco se irá ganando la confianza del monarca, incapaz de confiar en su heredero Jack. La caída del Rey Saúl se ramifica en Silas y en Jack, ya que mientras el padre representa la corrupción del poder, el hijo encarna la envidia ante alguien que puede ocupar su lugar.

Por su parte, el Reverendo Samuels se anuncia en su papel de profeta pesado que suelta verdades como puños. No en vano, recuerda machaconamente al rey que se está alejando de los designios de ese Dios al que tanto le gusta aludir en sus discursos. Por el contrario, alaba las virtudes del joven David.

Tal es la cantidad de subtexto bíblico que hasta la puerta del pisito del chico lleva el número 7, cifra sagrada para los judíos (¿casualidad de que David sea el séptimo hermano?); y el nombre de la hija de Silas, Michelle, recuerda bastante al de la primera mujer de David: Michal, vástaga del Rey Saúl.

También se ha respetado el carácter de guerrero cultivado del chaval, que cambia las cuerdas del arpa por las del piano, con el que interpreta una pieza de Liszt que acompaña a los instantes más emotivos del piloto. Con todo, no pensemos que estamos ante el yerno que todas las madres querrían tener. David es un hombre con destino de héroe, pero un hombre, al fin y al cabo, con su debilidades, como así da a entender a su hermano Eli. "No soy como crees", le dice.

Considerando los datos de audiencia y que los 13 episodios de la primera temporada ya están rodados, podemos pensar que el periplo de Kings se quedará ahí. Una verdadera pena por el juego que puede dar el material en el que se basa la serie, quizá demasiado compleja para lo que puede soportar en estos momentos la NBC, que vive una etapa tan convulsa como la que retrata la historia creada por Michael Green.

Quién sabe los frutos que podría haber dado esta ficción en un canal de cable, así que, hoy por hoy, sólo podemos sentarnos y disfrutar de las intrigas políticas que configurarán el ascenso y caída (si da tiempo) del hijo de Jessie.

14 comentarios:

seriéfilo dijo...

he oido hablar bien de ella en muchos sitios, pero con esos ratings... no me atrevo a ponerme con ella pensando en que pueden dejarme en un ai en el episodio 5.

Moltisanti dijo...

Ni una critica negativa sobre ella y yo aún esperando a que se me descargue el piloto al menos. Que desgracia la mia :P

Hewl dijo...

La había oido nombrar pero no sabía de lo que iba. Tiene buena pinta.
Otra serie más para el saco de series que he visto y que cancelaron antes de tiempo. Y ya está muuuuy lleno.

Jaina dijo...

Seriefilo: confiemos en que, por lo menos, emitan los capítulos que tiene rodados. Si sobrevive episodio 5, te atreverás a verla :-P

Moltisanti: yo estuve un par de días esperando a que bajara, y, al final, acabé optando por la descarga directa de Darkville :)

Hewl: esta serie es totalmente cancelable, pero vale mucho la pena, así que no la quites del saco jeje!

Alex dijo...

Acabo de termianr de ver el piloto doble-capitulo, y me ha sorprendido para bien. Y mira que el rollo divino que estan dispuestos a tratar desde un principio no me tira mucho. Pero han hecho un buen trabajo.

Ahora solo pido que tdas estas buenas impresiones crezcan y que las audiencias respalden nuestras palabras, porque sería una mala noticia dejar esta serie a medias.

Spidermarga dijo...

Me gustó mucho también el piloto y me ha encantado lo que has escrito. De varias de las referencias bíblicas no tenía ni idea.

Ojalá emitan aunque sea los 13 episodios.
Tengo ganas de ver ya el 3º (creo que los subs en inglés ya están).

Por cierto, el actor que interpreta a David es el típico guapo guapísimo que es hasta... iba a decir feo pero no, es más guapo aún XD

Jaina dijo...

Alex: yo tb estaba un poco en guardia con el tema divino, porque es lo típico que se presta a resultar un completo desastre si no está bien dosificado. En ese sentido, fue todo un acierto enfocar este aspecto en la figura del reverendo-profeta.

Spidermarga: gracias! Mientras la veía me imaginaba que estaba en clase hace unos siete años jeje! Ya están los subs, así que mañana el tercero no se escapa, y tampoco David... Vaya si no es guapo el niño, madre mía xD

arcibel dijo...

ME gusto mucho esta serie al igual que tu blog felicitaciones!!!
Te gustaria hacer un intercambio de link con el mio?
www.episodiopiloto.com
Pasate y dime
Saludos y nuevamente felicitaciones!!

Nahum dijo...

Bueno, Moltisanti, What's Allan Watching, uno de los blogs de referencia anglosajones, la tildaba de grandilocuente. Vamos, que le quedaba grande el traje.

Yo porque generalmente no veo las series al día, Jaina, pero creo que es un producto ambicioso y diferente. Y eso se agradece. Totalmente de acuerdo: ¿cómo demonios no está en un canal de cable?

Con Ian McShane liderando el reparto, uf, nada puede ser mediocre...

Seriefilo dijo...

Nada Jaina, hasta que no haya emitido el episodio número 13 y tu refrendes tu opinión no me animo a verla. xd

Kyra dijo...

Gran entrada Jaina, me ha encantado y coincido plenamente contigo. Me ha gustado leer los paralelismos con la Biblia, que en esos temas sí que ando más perdida y no pensé que hubiera tantas similitudes. Ahora a cruzar los dedos para que no nos la cancelen :P

Kratos dijo...

Pienso verla esta noche, aunque por desgracia parece que tiene todo lo necesario para que la cancelen:Un guion complejo, una historio larga, en la que cualquier episodio es importante, seguramente sea costosa su producción, como tu dices hubiera sido una suerte que la hubieran emitido en una de cable, por que hoy día parece que sólo triunfan los procedimentales, que por lo general dejan mucho que desear.

satrian dijo...

Me ha costado pero ya la he visto y me ha encantado, si te entretienes en localizar nombres y citas bíblicas aún más, abner, jonatan-John-Jack Benjamin, samuel, Silas-Saul, bueno es eterno, me parece que han invertido un montón de dinero, porque se ve calidad en las escenas, ojala sigan con la épica y no la conviertan en otro culebrón sobre poderosos, que eso ya lo hemos visto.

torpe dama dijo...

Muchísimas gracias por la crítica. Según la iba leyendo yo también me iba acordando de la clase de religión. Jo, qué ganas de hincarle el diente...