martes, 10 de marzo de 2009

Pilotando The Listener: Escuchantes en ambulancia

El domingo pasado sintonicé Radio 1 y me saltó el programa de Pepa Fernández No es un día cualquiera. He de reconocer que no soy una habitual de este magacín porque, de lo contrario, no me sorprendería que utilizara el apelativo de 'escuchantes' para dirigirse a los que estábamos en el salón de nuestras casas. Claro que pongo atención a lo que me dicen, pero soy incapaz de escuchar lo que no me cuentan, algo que sí puede hacer Toby Logan, el paramédico primo lejano de Novak Djokovic.

The Listener ha aterrizado en España (FOX) con el honor de haberse estrenado en todo el mundo antes que en los Estados (NBC) y Canáda (CTV), que, precisamente, es el país de origen de este procedimental con ínfulas sobrenaturales, pero que en factura creativa se queda a la altura de Melinda Gordon y sus ghostwhisperianas visiones. O sea, raso, raso.

Para empezar, la primera escena del piloto nos descubre el pastel de Toby Logan (Craig Olejnik). Allí en el tejado, y con una maraña de voces a su alrededor, me recordó al profesor Charles Xavier de los X- Men utilizando a Cerebro para buscar mutantes. Una presentación de la telepatía de Logan demasiado obvia, aunque no la podemos comparar a la de Sookie en True Blood, pues a diferencia de la vampirófila, nadie sabe que Toby puede leer mentes.

Tampoco se puede afirmar que estemos ante un telépata que necesite controlar su don, como Matt Parkman en la primera temporada de Heroes; al revés, aquí nos presentan a un tipo ya formado, que, incluso, está empezando a experimentar otras facetas de su propio poder. Así, nos lo muestran los guionistas con la escena de la impresión mental previa al rescate de la madre en el coche siniestrado. El vehículo explota en un alarde de efectos especiales innecesario, sólo para mostrar la típica imagen del héroe con la víctima en brazos dejando atrás el desastre. Cliché.



Poco original también es el caso que abre la serie y que anima al paramédico a plantearse el ayudar a los demás. Que nos planten a un personaje con sus facultades básicas ya estabilizadas es un síntoma de que en The Listener lo que importa son las historias de cada semana, aunque nos suministren píldoras del pasado de Logan (¿es su verdadero nombre?) y de dónde viene su poder. El tema de la joven madre soltera claramente remite a los telefilmes de Antena 3: falla por todas partes, al menos podrían haber tratado la premisa de manera que causase un fuerte impacto en el protagonista, y, de paso, de un poco de sustancia a la voz en off del final, cuando acepta que su don puede hacer el bien.

No nos engañemos, Toby no es ninguna mala pécora. Sólo lee mentes para camelarse a la médico Olivia Fawcett (Mylene Robic), anticiparse a la salidas de Osman (Ennis Esmer), su compañero de ambulancia, y, desde ahora, colaborar con la detective Charlie Marks (Lisa Marcos). Sí, porque (como en cualquier otra serie de este estilo) no puede faltar alguien que sepa disparar y hacer llaves como Dios manda.

En el caso concreto de Toby tampoco puede faltar su profesor Xavier particular, Ray Mercer (Colm Feore), quien se encargó de educar sus habilidades en el pasado y previsiblemente le seguirá ayudando a soportar los dolores de cabeza porque, como bien apuntó, el radio de acción de Logan "está aumentado".

Sin embargo, el mío no creo que lo haga. Sintonizar un capítulo de este 'escuchante' ha sido suficiente para que no vuelva a colocarme sobre su dial.

9 comentarios:

Spidermarga dijo...

Has dado en el clavo en todo.
No pensaba ver el capítulo, pero me entró curiosidad y me pareció horroso.
Tiene todos los tópicos que se te ocurran: amiguete 'gracioso', mentor, triángulo amoroso a la vista...
Y, no sé si soy una insensible, pero la madre del caso era asesinable!

MFAL dijo...

jajajaja bien Jaina! la has destrozado... a alguien le han quedado ganas de verla?? A mí no... una serie de un paramédico? no me llama la atención en absoluto y menos si es pariente lejano (del insoportable) de Parkman, el antihéroe. Y mira que las procedimentales como CSI me gustan, pero esto yo creo que no...
Un saludo!

Nahum dijo...

¿Primo lejano? No tan lejano, es verdad, se parecen mucho.

Habría que inaugurar una sección de "parecidos razonables": ahora mismo me vienen a la cabeza Peter Petrelli y Juan Diego Botto

Thursnext dijo...

Acabo de bajármela, pero me has quitado las ganas de verla :)

Un cliché vale, pero si está llena de topicazos y encima el personaje no es un caramelo, creo que va directa a la papelera.

Jaina dijo...

Mientras la veía, estaba deseando que hubiera algo medio interesante, pero nada de nada. Siceramente, no hace falta molestarse con ella.

Petrelli con melenilla es muy Botto,sí, xD.

Moltisanti dijo...

Desde el mismo dia que lei su sinopsis, me dije a mi mismo "ni la toques". Visto lo visto he tenido buen ojo, aún no he leído ni una crítica positvia sobre este "escuchador". Seguro que USA lo peta, ya sabes los pesados quee stán últimamente con los procedimentales...

satrian dijo...

EEeehh si se parece al pobrecillo del Novak Djokovic, digo lo de pobrecillo porque ya tiene bastante con tener esos dos cracks del tenis: Nadal y Federer por delante.
En cuanto a la serie tengo tal overbooking ahora que me la ahorraré tras tu comentario

seriéfilo dijo...

pues solo te digo que mira que tiene que ser mala para que los yankis la hayan dejado estrenarse antes en europa que allí.

Para echar a correr

Anónimo dijo...

He de decir q la serie empieza algo floja, pero a partir d la segunda/tercera temporada la historia cambia drásticamente. El triangulo amoroso desaparece y entran nuevos personajes y la historia es una especie de el mentalista, ya que toby se incorpora en una unidad d investigación . A mi la serie me parece muy interesante ya q no sabes q pasara.. Algunos de los secundarios desaparecen o evolucionan. Y lo importante ed q va haciendo feed back en algún caso y en su pasado y no dejan nada a medias, los casos d cada capitulo empiezan y acaban. Antes d decir si una serie no vale la pena hay q ver mas d un capítulo y en este caso más de una temporada. Empieza floja si, pero sorprende la evolución .