domingo, 10 de mayo de 2009

Cien horas en el cuarto de descanso

PRESCRIPCIÓN MÉDICA: Se recomienda haber visto el capítulo 100 de 'Grey's Anatomy' antes de leer el siguiente post. De lo contrario, los efectos secundarios pueden manifestarse en forma de piedras spoilerosas en el estómago.

Hace un par de meses me quejaba del consumo de sustancias prohibidas en el séquito de guionistas de Mama Shonda Rhimes. No era para menos, a tenor del necrosexo que Izzie Stevens y su difunto prometido, Denny Duquette, mantenían a escondidas en la sala de descanso del Seattle Grace Hospital (SGH). Pobre Alex Karev, debió de ser duro que tu novia te la pegase con un fantasma. Viendo el nivel de surrealismo que estaba adquiriendo la trama y los evidentes síntomas de 'jumping the shark' que la serie estaba mostrando (¿a qué fin hubieron de desenterrar al muerto?) , los fans sabíamos que aquello, viniera de donde viniese, no podía significar nada bueno para Stevens. Y, en efecto, así está siendo.

Quitando los revolcones, las apariciones de Duquette son reflejo del tumor cerebral de Izzie, que, una vez cae en la cuenta del porqué de las visitas de Denny, entiende que la muerte está debajo de su almohada. La discusión a las puertas de urgencias del capítulo 13, con ese revelador "I've come for you" ("He venido a por ti"), nos muestra la verdadera misión del prometido, un moderno Caronte al frente de la barca de la laguna Estigia.

Con esa confesión los despropósitos cesaron y la serie no ha hecho más que progresar adecuadamente. El equipo de Rhimes ha sabido arreglar los errores sobre la marcha. De esta forma, hemos disfrutado por fin del potencial dramático de Owen Hunt, torturado por sus recuerdos de la guerra de Irak y embarcado en una intensa relación con Christina, que gracias a este emparejamiento ha roto otra pared en su evolución como personaje. Prefiere pasar calor en su cuarto, cargándose el ventilador, con tal de que McArmy no piense que son las aspas de un helicóptero. Así es el amor 'by Yang'.

Por su parte, los pesados Meredith y Derek se han centrado con su compromiso y nos han dado un pequeño descanso, pasando a un segundo plano. George ha dejado de vagar y tiene, sin molestar demasiado, una subtrama decente como ayudante de Hunt en trauma. Callie ha encontrado en Arizona una relación más llevadera que con Hahn, aunque lo de sus problemas financieros resulta algo inverosímil. Mark y Lexie 'Little' Grey son de esas parejas sorprendentes que no desentonan, a pesar de la algo absurda historia del pene roto.

Todos ellos están en un estadio diferente que al principio de esta quinta temporada, y los casos médicos se han vuelto cada vez más interesantes hasta llegar al capítulo 100 en donde Alex recoge, para sus propios votos matrimoniales, el discurso de graduación de una paciente que ha perdido a todos sus amigos. ¿De verdad alguien creía que Meredith y Derek se iban a casar? En uno de los reportajes de Variety dedicados a la cobertura de 'What a difference a day makes', la periodista Sandie Angulo Chen relata las artes del equipo de Grey's para articular falsos spoilers, así que esta vez no iba a ser una excepción.

Los guionistas han utilizado el buen gesto de Meredith y Derek hacia Izzie y un devastado Karev para seguir alargando el tira y afloja de los primeros. Pero eso no quita que el giro dramático haya funcionado a las mil maravillas y haya conseguido lo que se espera de un capítulo de Grey's: altas dosis de melodrama pasteloso y llanto. Incluso se perdona que hayan traído de vuelta a Denny the Phantom. Antes obvié a propósito hacer mención al crecimiento de Alex como personaje. Pues bien, en este episodio hemos visto su catársis final. Ya no es el creído de años anteriores: el 'yo' ha dado paso a un 'nosotros' y a un auténtico sentimiento de entrega. Conmovedora su escena en el banco con Meredith.

Puede que los recursos para provocar la lágrima han sido demasiado fáciles, como ese conato de caída de una agotada Izzie camino del altar, o la propia celebración de una boda 'in extremis' por el grave estado de salud de la novia. No hay que negar un cierto tufillo a cliché de telefilm, pero, dentro del universo de la serie, todo ello encaja. De ahí que tengamos que ponernos en la peor de las situaciones con vistas al doble 'season finale' del 14 de mayo, y más, sabiendo todos los dimes y diretes acerca de la continuidad de Katherine Heigl en la serie.

De momento, el capítulo 100 ha resultado todo un 'shondazo' para Mama Rhimes, ya que su culebrón se proclamó vencedor en la noche del pasado jueves con un 5,3 de 'rating' y 14 de 'share' en la demo de 18 a 49 años y 15,3 millones de espectadores en total, por encima de los 3,5/9 y 14,6 millones consechados por el panzer CSI. El dato es especial porque los chicos del SGH han reunido ante sí más espectadores que los forenses de Las Vegas por primera vez en lo que llevamos de 'sweeps' de mayo.



Así las cosas, y regresando a la historia, hemos viajado tres años atrás en el tiempo, a un 15 de mayo de 2006, al segundo final de temporada de Grey's Anatomy. Sin embargo, es Izzie, y no Denny, quien está en la cama.

Al acabar el capítulo, ¿nos sentiremos igual que entonces?, ¿nos quedarán ganas de atizarle al cada vez más insoportable Chief?

9 comentarios:

ALX dijo...

Muy bueno el post. Grey se ha recuperado y ha vuelto a ser tan interesante como en ese, ya lejano segundo año.

Lo que nos tienen preparado para el finale va a ser de órdago. Pero también espero alguna sorpresa, algo que salga por donde nadie se espere.

Y tienes razón con el Chief, menudo personaje más insoportable. Que lo maten a él.

El chache dijo...

Hola. Un post genial.
Me ha gustado mucho tu blog.
Un saludete

Spidermarga dijo...

Si me hacen llorar la mitad de lo que me hicieron llorar con la muerte de Denny me doy por satisfecha.
En verdad es para eso para lo que queremos esta serie y, por mí, encantada.

Es verdad que al principio se les fue la olla (y mucho) con lo de Denny, pero una vez terminado eso lo demás han sido aciertos, sobre todo la relación Hunt-Christina.

Me ha encantado la mención a Alex. Hay que ver lo que ha cambiado. A mí siempre me ha encantado, incluso cuando era un cabroncete, pero es que ahora... pobrecillo!

Y lo que mencionas de la situación financiera de Callie no puede ser más verdad: tiene sueldo de cirujana, que no sé si será mucho, pero tiene problemas viviendo en un piso más bien pequeñajo y encima compartido?? Si ni siquiera se le ha visto un coche ni nada. Es que han tratado su problema como si, a parte de no cobrar dinero del padre, tampoco recibiese su sueldo normal ¬¬

Bueno que me enrollo XD Que tengo muchas ganas de ver la finale!

Harmony dijo...

Estupendo post :)

Justo ayer vi el capítulo, y la verdad, pese a darme cuenta mientras lo veía que no era más que un tópico detrás de otro totalmente estructurado para hacernos soltar la lagrimilla, a mi desde luego se me soltó.
Hay que saber lo que uno ve cuando se pone un capítulo de Grey's Anatomy, no esperar otra cosa, y disfrutar de lo que nos ofrecen.
La temporada ha mejorado bastante en estos últimos capítulos y hay personajes como tu bien menciones a Alex, que han crecido muchisimo, eso es de agradecer en una serie así. A ver que nos ofrecen como season finale :)

Un telespectador más dijo...

La serie ha vuelto a ser lo que era en al segunda temporada, a mi despues del desvario de Denny me ha conquistado de nuevo.

Cada vez me gusta más Karev, está evolucionando muy bien a lo largo de estas dos ultimas temporadas (ya se atisvaba en su relación con Abba).

Me temo lo peor para la sesion finale pero bueno, asi es AdG...no podemos olvidarnos del paquete de klinex xDD

satrian dijo...

Tienes un premio en mi blog

MFAL dijo...

Hace unos días que vi el último crossover con Sin Cita Previa (esa sí que es mala con ganas) y casi casi estuve a punto de abandonar AdG paar siempre.

He llegado a no soportar la serie... pero (a pesar de no haber posido leer tu artículo por motivos obvios...) seguiré con ella, sólo paar ver si ha mejorado tanto...


Si no ha sido así, la destrozaré en el blog xD... espero coincidir con vosotros! (pero lo cierto es que no tengo esperanzas... ya te diré)

Un saludo

Jaina dijo...

ALX: Qué gran temporada 2 nos dio esta serie, qué nostalgia tengo ya jeje! Yo tb pienso que nos saldrán con algo totalmente inesperado. ¿Y si es la muerte del Chief? :p

El chache: bienvenido al blogs y gracias!

Spidermarga: Hunt y Christina me tienen enganchada, al igual que Alex. En cuanto a lo de Callie... Es que parece que esté cobrando un sueldo de 300 euros como becaria de verano! Vale que no es todavía cirujana especialista, pero tendría que ganar para vivir decentemente.

Harmony: Jeje, ¿queda alguien que no llorara? Yo tb estoy expectante con la finale. La remontada de la serie ha sido notable para lo que nos han tenido acostumbrado en los últimos tiempos. Como bien dices, Grey's es Grey's y a disfrutarla como es.

Telespectador: coge tres paquetes por si acaso :P Karev ha tenido una evolución espectacular como personaje, aunque a mí lo de Ava/Rebeca no me terminó de convencer en su día.

MFAL: es que Private Practice, tela con ella... Pero con AdG aguanta hasta final de season por lo menos, ya verás como aprecias mejoría :) Espero leer tu crítica con lo que sea jeje!

cacaolat dijo...

Las que al principio parecían más ariscas, Cristina y Bailey son las que ahora me caen mejor. Le deseo todo lo bueno a Yang de los otros hasta dudo como han llegado a ser médicos o aprobar un examen universitario.