miércoles, 20 de enero de 2010

Jumping the pond

Si Napoleón se levantase de la tumba seguro que aplaudiría los avances de su legendaria archinenemiga, la "pérfida Albión". Que ahora sea FOX quien esté preparando un proyecto de adaptación de la británica Torchwood, spin-off de Doctor Who, da cuenta de la inteligente reconquista (mediática) que los isleños están llevando a cabo en la antigua colonia americana. Inmersos en un evidente colapso creativo, no es extraño que en los últimos tiempos aparezcan noticias contando que los Estados Unidos recurren a la fecundísima ex metrópoli en busca de provisiones para asarlas ellos mismos en sus parrillas, con independencia de los productos que les llegan importados vía BBC America.

Pero la tendencia parece haberse hecho más notoria en los últimos tres meses, en los que, además de la serie de Russel T. Davies, se han anunciado sendos remakes de dos éxitos de crítica y público en UK, como son la paranormal Being Human (BBC3) o la adolescente Skins (E4). SyFy alargará a trece capítulos las experiencias de un hombre lobo, un vampiro y una fantasma compartiendo piso, mientras que MTV trasladará a Baltimore las tribulaciones de la pandilla de Bristol, aunque todavía está por ver si con el mismo grado de atrevimiento que en el original. En cualquier caso, de entrada el concepto de ambas series se acopla perfectamente a la marca de los canales, si bien la audiencia yanki no siempre responde bien a las adaptaciones.

Ése fue el caso del remake de Life on Mars, que duró una única temporada (2008-2009) antes de que la ABC decidiera no renovarlo para el siguiente curso. El acto de la cadena de Disney fue benévolo en comparación con lo que hizo la NBC en 2003 con la sitcom Coupling, a la que se cargó después de cuatro episodios, incapaz de aguantar las comparaciones con el original de la BBC2, y dejando en el cuarto oscuro siete capítulos ya rodados. Tan flagrante debía ser la diferencia de calidad entre la británica y la americana que BBC America se permitió el lujo de programar su serie a continuación de cuando emitía la cadena de Peacock para que los espectadores apreciaran el contraste.

Con todo, la humillada NBC no se dio por vencida y recuperó su honor adaptando en 2005 The Office. La versión, con actualmente seis temporadas a sus espaldas y múltiples premios, ha conseguido construírse una identidad al margen de la creación de Ricky Gervais, al que bastaron catorce episodios de 'mockumentary' en 2001 para influír en el tipo de comedias que se harían después. Los pavos reales intentarían seguir por la senda del éxito con The IT Crowd (Channel 4), pero el piloto no se llegó a emitir.

ABC, NBC, FOX... ¿Qué pasa con la otra 'big', CBS? Aunque parezca que no le hace falta, 'el Ojo' también se las apaña para avistar en los valles británicos su propia adaptación... de un procedimental, por supuesto. El pasado verano se anunció un proyecto para Wire in the Blood (ITV, 2002-2008), drama criminal sobre un psicólogo clínico que resuelve asesinatos ayudado por una detective. Habrá que esperar a los 'upfronts' de mayo para ver en qué quedó el piloto encargado a uno de los guionistas de C.S.I.: Miami, en un intento de resacirse de los pobres resultados cosechados por el remake de la miniserie Eleventh Hour (ITV, 2006) en la temporada anterior. Igual que aquel anuncio del Kas, unos tiran para la BBC y otros para ITV.

Las generalistas no se cortan al hacer sus propias versiones y, (sorpresivamente por lo que representa en términos de innovación), el cable, tampoco. Russel T. Davies está curtido en cosas del remake ya que vio cómo Showtime adaptaba en 2000 el drama gay de Channel 4, Queer as Folk, que se extendió cinco temporadas al otro lado del charco.


La HBO mantiene una estrecha relación con la BBC para colaborar en la producción de ficciones que de otra manera no hubieran podido salir a la luz, como Rome (2005-2007) , o la reciente House of Saddam. Sin embargo, el canal de cable estadounidense se encargó de impulsar el spin-off yanki del show de sketches Little Britain, que si bien no es una adaptación mantiene a los mismos personajes británicos del original lidiando con su nueva vida en los USA. Para remakes ortdodoxos, el de Shameless (Channel 4), del que ya se ha encargado un piloto con William H. Macy y Emmy Rossum en el cast.

Incluso la nueva ola del cable, con AMC a la cabeza, sucumbe a la tentación del 'pudding'. Ahí está el clásico de ciencia-ficción The Prisoner que, más de cuarenta años después de su estreno en ITV, se transformó en miniserie con Ian McKellen y Jim Caviezel una vez que arribó a la isla de Ellis.

PD: Seguro que hay más remakes de Albión escondidos en USA, así que si sabéis de alguno, adelante :)

5 comentarios:

MacGuffin dijo...

El remake que más despierta mi curiosidad es el que la NBC va a hacer de Prime Suspect. Pueden salir cosas muy buenas u horrendas de ahí :)

Y no te olvides de los realities. Simon Cowell va a adaptar a Fox su The X Factor, American Idol es una versión de Pop Idol y la NBC se atrevió este verano con "I'm a celebrity, get me out of here".

Renaissance dijo...

Siempre tuve la idea de que los remakes no funcionaban bien, pero le daré una oportunidad a Torchwood y Being Human.

satrian dijo...

Espero que el de Prime Suspect les salga bien, aun tengo que ver el de The Prisoner.
Pero no creo que puedan guardar el espíritu de Skins y Torchwood, las van a descafeinar y edulcorar, y tendremos dos bodrios.

Jaina dijo...

MacGuffin: Es verdad, el remake de Prime Suspect! Con Helen Mirren en el original británico, no? A la NBC parecen encantarles las adaptaciones por lo que parece. Sí, los realities (especialmente, los talent shows) son un vivero para este tema, pero preferí centrarme en las series :) De todos modos, si los tenemos en cuenta queda claro que Simon Cowell es el conquistador de América jaja!

Renaissance: Yo voy a ver qué hacen con las series que he visto, que hasta el momento son Skins y Being Human, pero me da miedín. Tengo esperando a Torchwood y The Office UK para empezar con ellas.

Satrian: Está claro que, por lo menos en Skins, va a haber modificaciones para peor por alguna parte. Según tengo entendido incluso BBC America, que es la que emite orginal en USA, censura algunas escenas para evitar escándalos.

OsKar108 dijo...

Que cantidad de remakes, que es algo que me sorprende, sobre todo adaptándolas de un país con el mismo idioma, pero bueno. Si eso intentaré empezar con alguna como Shameless que me interesaba la británica, pero al tener varias temporadas mejor empezar de cero ahora.

¡Saludos!