viernes, 8 de enero de 2010

Misfits, o cuando Spider-Man se va por el WC


Una de las grandes innovaciones que aportó Stan Lee al cómic fue la creación de un nerd adolescente que, al principio, se creía el puto amo porque podía trepar por las paredes, pero pronto aprendió aquello de "un gran poder conlleva una gran responsabilidad" y se le acabó el chollo. Seguiría siendo un cero a la izquierda en el instituto, y encima también debía salvar al mundo. Peter Parker encarna al perfecto pringado que se resisten a imitar otro tipo de perdedores, los chicos obligados a realizar servicios comunitarios de Misfits (E4), a los que, para empezar, lo de tener súperhabilidades no les resulta tan 'cool' como cabría esperar.

¿Por qué? Como bien deja claro el lenguaraz Nathan en el primer episodio esas cosas "sólo" pasan en Estados Unidos, mientras que aquí estamos en Reino Unido, patria de la ruptura y mezcla de esquemas televisivos y de los personajes grises. Se está convirtiendo en un lugar común diseccionar esta producción como el resultado de una noche de borrachera entre Heroes y Skins (la joya de la corona del mismo canal que hay que ver. Si Nahum no te convence con esta bala dorada, nadie lo hará), pero no se la puede definir mejor. Tomando como base una tipología de personajes similar a la serie de los jóvenes Bristol, y con el mismo exquisito cuidado en la banda sonora, una tormenta de aerolitos se encarga de poner las vidas de estos señores del revés, como ya hizo aquella lluvia de meteoritos que asoló Smallville, serie con la que Misfits también comparte vivencias en la lejanía.

Aunque una cosa es que te caigan del cielo poderes guays con los que puedas reírte de tu agente de la condicional, y otra que te lleguen chustas como aquel poder de la que lloraba en Heroes. Que se lo digan a Alisha, una especie de Pícara de X-Men en el sentido caliente de la palabra, o a Curtis que puede viajar en el tiempo todo lo que quiera salvo para volver a ser la celebridad intachable que una vez fue. Con todo, los hay que sacan mucho partido de sus dones como Simon a.k.a. el hombre invisible, un voyeur con claros problemas de sociabilidad; o la choni-malota Kelly, que si ya te quería pegar porque la estabas mirando, ahora lo hará porque te has reído mentalmente de los oros que lleva encima. ¿Y Nathan? Él aparentemente no tiene poderes, sólo habla, habla y habla... Y está limpiando bancos porque robó algunos caramelos. Qué chico tan dulce.




Con un tipejo como éste, las risas están aseguradas, aunque hay momentos en los que se lamente que el aerolito no le haya caído encima. De esta peculiar pandilla de inaptados me quedo con Kelly, a la que hay que oír en serio porque el acento que se gasta tiene vida propia. Los cinco estrecharan lazos entorno a un misterio que les acerca a los jóvenes de Sé lo que hicisteis el último verano, mientras intentan que sus recién adquiridas habilidades no les haga más difícil si cabe sus ya de por sí complicadas vidas.

Como en toda serie británica que se precie, la brevedad no es cuestión baladí, aunque en Misfits no da tiempo a enterarse de que la temporada dura seis miserables capítulos, porque tal es el ritmo de la narración que cualquiera se planta en el último sin haber acabado el bol de palomitas. Al delimitar tan bien y de manera tan simple el hilo conductor de la historia, no se toma muchas molestias en profundizar en temas secundarios. No obstante, al mismo tiempo esto corre en contra del acabado de los capítulos, ya que al economizar tanto en situaciones como en personajes se cae en un par de finales bastante parecidos entre sí, lo cual reduce los cliffhangers a recursos meramente efectistas.

Aún así, la serie es de lo mejorcito que nos ha regalado este 2009 al que acabamos de decir adiós. Muy adictiva, especialmente si pasas de cheerleaders y de salvar a gente porque sí, y prefieres pasarte una nada heorica tarde viendo buenas series con el mono naranja puesto.

19 comentarios:

ALX dijo...

Me ha sorprendido la tan buena acogida que ha tenido esta serie. Solo he visto los dos primeros episodios y me he quedado ahí. Los personajes me resultan demasiado cargantes y algunos directamente insoportables (el chaval que no se calla por ejemplo). Es muy del estilo de Skins, pero para nada llega a ese nivel.

Un saludo!

Alex dijo...

Es, para mis gustos, maravillosa y lo mejor que ha dado la tele esta última etapa de año 2009.

Aunque su mayor defecto es que posee unos personajes con unos roles muy especificos y exagerados que si no conectas o les coges el punto se corre el riesgo de que se pierda el interes. No es mi caso, claro esta, ya que Nathan me parece simplemente genial y cargante en el mejor sentido de la palabra.

Yorch dijo...

Veo que cada vez más gente la ve!
A mí el final de temporada me encantó. Y comparto la admiración por Kelly también

Alejandro A dijo...

escuchaba mucho de ella y no sabía nada! pero ahora que me la pones así muy seguro que la pruebo pronto

saludos!

Leonel dijo...

Hola mi nombre es leonel y he conocido tu blog a partir de un enlace en otra pagina y me ha gustado mucho! Te cuento que yo también tengo un blog de series ( http://www.episodiopiloto.com )y me gustaría realizar un intercambio de link con tu blog ¿Quieres? pásate y dime!
Saludos!

Nahum dijo...

A mí ya sabes que me gustó mucho, Jaina, a pesar de su "mala ejemplaridad", jeje. Bueno, eso ya es marca de la casa...

En todo caso, ¿no crees que el referente en el cómic serían esos héroes grises, casi malditos, del Watchmen de Alan Moore? Bueno, tampoco soy un experto en cómic, pero tenía una visión bastante canónica de Spiderman...

satrian dijo...

El poder de la conversación desesperante, este Nathan.
Me he reido mucho con ella, y eso que tiene un humor negro negro, quiero más Misfits.

OsKar108 dijo...

Yo la tengo preparadita para ponerme con ella en breve, que la estáis poniendo muy bien y me apetece verla.

¡Saludos!

Jaina dijo...

ALX: Dale una oportunidad que es muy corta. El capítulo cuatro es una locura, en serio. Skins is the one and only :)

Alex: Cuesta cogerles el punto pero, en general, no me desagradan los personajes exagerados. Eso sí, Nathan sólo es gracioso para un rato, que luego se vuelve pesado.

Yorch: Sólo por ver las caras que pone esa mujer vale la pena. El final te deja con muchas ganas de más.

Alejandro A: Además, con lo corta que es te la quitas de encima muy rápido. Es una serie ágil.

Nahum: ¡Anda, es verdad! Tambien tienen relación con Watchmen, aunque, al mismo tiempo, comparten con Spider-Man el contexto de juventud un tanto difícil. Yo tampoco estoy muy allá en cómic, pero cuando se creó el trepamuros, el concepto del personaje no era para nada canónico en comparación con los héroes del momento (años 60). Ningún adolescente era protagonista de su propia historieta, o si aparecía en alguna lo hacía en calidad de acompañante del héroe principal (como Robin), y no había tampoco una acercamiento mínimamente serio a la psicología de personajes así. El problema es que con el paso de los los años, Peter Parker maduró y progresó en la vida, con lo que se perdió un poco el encanto de perdedor que tenía al principio y se fue pareciendo al resto de superhéroes. Pero, el primer Spider-Man era un mindundi sin posibles como casi todos los adolescentes (incluso lo de recibir poderes de la araña resultaba ridículo), sin eso no se podría explicar el éxito posterior que tuvo el personaje, pues era facilísimo identicarse con él. Básicamente, con la comparación quería remarcar las distintas actitudes que, como adolescentes, el primer Spider-Man y los de Misfits tienen con respecto a sus poderes. Uno aporta tintes más ejemplarizantes, mientras que los otros... Sólo hay que verlos jaja!

Satrian: Ya podía ser ése su poder ya, xD Yo me lo pasé muy bien con la serie.

Oskar108: Te digo lo mismo que a Alejandro. Se hace muy fácil de ver :)

Sunne dijo...

Yo tengo unas ganas de que llegue la temporada 2 que no veas. La serie esta muy entretenida y me enganchó cosa mala.

Adri dijo...

al final me animé y, aunque la veo a años luz de Skins en temas de empatización de personajes e intensidad de historias, reconozco que es una muy buena serie. Tiene un estilo propio, buen ritmo y cuenta cosas muy interesantes a veces. Le veo el problema de que no consigo conectar más que con Nathan, y porque el chico es grnial xD El resto digamos que "me dan igual". Pero le seguiré la pista en una segunda temporada si la hay.

Jaina dijo...

Sunne: Con decirte que en un finde me la liquidé. Y y porque era Navidad y había que hacer más cosas, que si no, en una tarde ya estaba jaja!

Adri: Desde luego. De Skins sólo toma ciertos detalles conceptuales y poco más, pero la serie se las apaña muy bien con la historia que cuenta. A ver si en la temporada 2 nos muestran más matices de los personajes (que tranquilicen un pelín a Nathan, por ejemplo). Al parecer sí que tendremos Misfits el años que viene :)

Eros dijo...

Misfits es una escala de grises. El retrato de una serie de personajes que, por malditos (como nosotros) se les ha otorgado una serie de cosas que a la larga ofrecen más valores negros que blancos.

A mi me encanta y espero con ansias la segunda temporada. Así sea solo por escuchar los pensamientos de Nathan durante 6 capítulos.

WATANABE dijo...

A cada post que voy descubriendo, la serie va subiendo puestos en mi larga lista negra.

seriéfilo dijo...

tendre que verla, jaina que si tu lo dices va a misa.

Jaina dijo...

Watanabe y Seriéfilo: Cortita y entretenida, con estas credenciales, la serie vale la pena :)

OsKar108 dijo...

Vista, en 2 raticos. La verdad es que está muy bien, a ver continúan, que se quedó....o_O!

¡Saludos!

torpe dama dijo...

Yo la terminé anoche y salvo un mínimo bajón a mitad de temporada (en el que me eché la siesta) la serie es muy interesante y entretenida... Por cierto, no sé si cuenta como spoiler, pero en un momento de la serie y viendo que los distintos poderes tenían que ver con los deseos profundos de sus personajes, llegué a la conclusión de que Nathan iba a ser una especie de Dorian Gray, divertido, despreocupado y cada vez más osucro... Por poco acierto.

A ver qué tal la segunda temporada.

Jaina dijo...

Oskar108: Ya ves, cliffhangerazo!! :)

Torpe dama: Bien visto lo de Dorian. Hombre, está medio relacionado con eso jeje! No ibas mal desencaminada, no. Para mí, el ritmo no decayó en ningún momento de la temporada, ¿lo dices por el capitulo 4? A mí me pareció que estaba muy bien resuelto.