martes, 8 de septiembre de 2009

La he 'liao' parda, ¿y tú?

ADVERTENCIA: Canutazos de spoilers de la quinta temporada de Weeds y de la primera de Nurse Jackie.

Vaya semanita la que acabo de pasar con mudanzas y el lógico desastre en mi cuarto, por eso creo que lo más conveniente sea que hable de dos mujeres vecinas del canal Showtime que saben mucho (o eso nos parece a la mayoría) sobre la teoría del caos. Nancy Botwin y Jackie Peyton son representantes de corrientes distintas de investigación sobre el tema, pero iguales de legítimas que la de nuestra amiga socorrista experta en ácido clorídico.

Desde el final de la cuarta temporada se podía dar por hecho el descenso moral a los infiernos de la antigua doña de Agrestic, pero lo que ha ocurrido en esta quinta temporada hace pensar cuántos pisos subterráneos puede tener el averno que Nancy se empeña en llegar hasta el último. Por primera vez desde que me enganché a Weeds he sentido repulsión por el personaje y por su creciente falta de escrúpulos. Que un hijo como Silas, un cabraloca que ha hecho todo lo que le ha dado la gana y más, venga y le diga a su madre que "nadie está bien a su alrededor" dice mucho de la degradación de esta mujer. Mary Louise Parker vuelve a ponerse maravillosamente en la piel de esta yonki del riesgo. Le importa tres pitos llevarse por delante a su familia, la misma por la que se adentró en el mundo del tráfico de marihuana, pero manteniendo la distancia que le daba su responsabilidad de matriarca viuda con dos vástagos a los que criar. Un sentido del deber, por cierto, que no le falta a Jackie en la serie del mismo nombre.

Volviendo a los Botwin, ahora nos encontramos con que la madre ha perdido el norte y se ha abandonado al pozo de mierda inherente a la venta de droga, y ya se sabe que cuando falla la cabeza de familia, falla casi todo lo demás. Y digo casi porque quien menos pensábamos que iba a estar ahí, el disparatado tío Andy, apareció cuando más se lo necesitaba. Hasta la propia Nancy lo reconoce en algún momento de la temporada, aunque, otra cosa es que le haga caso.

Andy y su evolución ha sido lo mejor de esta temporada en la que el drama se ha fumado a la comedia hasta dejarla en unas pobres colillas azuzadas con distintos resultados por Dough, Dean y Celia, que sólo estaban allí para poner el toque absurdo al capítulo y ni con esas han conseguido hacerme reír a carcajadas. En general, los secundarios han estado muy difuminados a lo largo de estos trece capítulos. A ver qué pasa ahora con el equipo de 'dealers' comandado por una Celia poseída por el 'Nancy style' y la relación del tío Andy con la médico Audra, interpretada por Alanis Morrisette, que huele a fracaso porque Botwin bebe los vientos por su cuñada.

Aunque no será el amor romántico, esperemos, lo que haga caer de la burra a Nancy. En su empeño por cubrirse de estiércol ha acabado por salpicar a su hijo menor, Shane, que ya apuntaba hacia un comportamiento un tanto raro al principio de la serie y que ahora ha explotado. Ser testigo de las cagadas de su madre ha dado como resultado un adolescente alcohólico y presunto asesino de la protectora de su padrastro. Vaya panorama que nos ha dejado ese brutal cliffhanger que cierra esta floja temporada. Desde luego, error de los gordos mudarse a Tijuana a vivir en el nido del alcalde corrupto, porque esa es otra, ¿qué lugar ocupa Nancy al lado de Esteban Reyes? Hasta en eso la señora Botwin ha perdido la brújula.

Menuda panda

Y del desaguisado de México nos vamos al de Queens, NY. Nurse Jackie contra todo pronóstico ha traído aires nuevos a Showtime con, otra vez, un personaje al límite, pero capaz de mostrar ternura en el sentido más peluche del término. Con un inicio titubeante tras las buenas maneras mostradas en el piloto, la serie se ha ido cociendo a fuego lento, más interesada en mostrarnos situaciones en las que vemos interactuar a Jackie con cada uno de los secundarios en vez de darles subtramas en los que se desarrollen. La enfermera adicta al Percocet de Edie Falco ha sido la protagonista absoluta de la función, pero me quedo con la deliciosa candidez de la novata Zooey y el acento inglés y el pijerío de la doctora O'Hara. Por lo demás, esperaré a la próxima temporada a encariñarme del Tourette del doctor Cooper, el pelo de plástico (fijaos lo que le brilla la cabeza) de Mo-Mo y del poco miedo que da Akalitus, la jefa de enfermeras.

Todos ellos forman parte del mundo profesional de Jackie. En el hospital, da rienda suelta a esa otra cara que ensombrece el papel de madre ejemplar con familia diez que vemos en cuanto asoma la cabeza por el bar de su marido, o acompaña a clases de claqué a la pequeña pero atribulada Grace. Al contrario que Nancy, Peyton no deja que su familia se involucre en sus movidas, porque son eso: 'sus' movidas. Su egoísmo, por llamarlo de alguna manera, se manifiesta así. Volviéndose hermética.

El porqué de crearse esa máscara de autodestrucción es el gran quid que encierra el personaje. ¿Por qué es infiel a Kevin con Edie, el famarcéutico del hospital? ¿Por qué se droga? ¿Para estar al pie del cañón en todos los frentes? ¿Por qué mantener tu vida personal escondida hasta el extremo de romperte un dedo a propósito con tal de quitarte el anillo? Como veis esta mujer es todo interrogantes. Dualidad al cien por cien.

Jackie tiene una vida perfecta, no le falta de nada, por eso sorprende de primeras ese descenso a los infiernos. Nancy buscaba un modo de sobrevivir, al final se le ha ido de las manos y ha acabado perdiéndolo todo. ¿Y la enfermera? No sabemos las razones, si las hay, de su idilio con Edie más allá de que le surta de material con el que colocarse en los baños. Era de esperar que, en cuanto el famacéutico fuera despedido del hospital, Jackie no iba a mantener a raya esa parte de su vida y que se avecinaban nubarrones en su modélica estampa de anuncio de ColaCao. Porque el hospital era ese muro que cercaba la oscuridad de Jackie, allí hace todo lo que no fuera de él, allí vive una vida paralela en la que falsificar carnés de donantes es lo de menos. ¿Qué verá Jackie cuando se levante del suelo donde la dejamos hasta el año que viene?

De momento, una pregunta que añadimos al bolsillo de la bata.

6 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Parece que todos coincidimos en lo floja que ha estado la temporada de Weeds, sobretodo porque los secundarios no han tenido tramas decentes que explotar. Pero bueno, a ver que nos depara la sexta, que esperemos sea la utlima, temporada despues de las interesantes tramas que se atisbaron en el final de la quinta.

De Jackie no hablo que la abandoné a los tres capítulos...¿debería retomarla?

Saludos!

ALX dijo...

Floja la temporada de WEEDS, esperemos que para la sexta, que será la última, se recupere el nivel de la cuarta.

Eso sí, el personaje de Nancy me ha encantado, pese a que haya sido lo puto peor. Lo mejor eran esos momentos en los que Andy le echaba en cara lo mala madre que era.

¿Tendremos redención de Nancy? Puede que sí y que sea ella quien cargue con las culpas de lo hecho por Shane ¿Quién sabe? Nos quedan 9 meses hasta que regresen de nuevo los Botwin.

De Nurse Jackie no opino que la abandoné tras el piloto ¿Realmente merece la pena?

Nahum dijo...

Yo soy de los que, creo que como tú, sí les ha gustado Nurse Jackie. La mezcla de doble moral, ternura, comedia y drama me parece que está muy bien conseguida. Y es aire fresco para Showtime, un poco ensimismada en personajes "destroyer".

Un final narrativamente muy astuto.

seriéfilo dijo...

yo la temporada de weeds no la calificaria como floja, sino menos efectista, lo que pasa es que sorprender a estas alturas es dificil tras 4 temporadas...

Eso y que el personaje de nancy está ya, muy pasado de rosca. Yo prefiero una serie donde pasan cosas como Weeds a otras donde los personajes se estancan.

OsKar108 dijo...

Estoy de acuerdo en que esta ha sido la temporada más floja de Weeds, sobre todo hasta mediados de temporada, luego empezó a ir la cosa algo mejor, hasta dejarnos con ese cliffhanger previo a la que se presume última temporada (y con ganas de ver a ese "Dream Team" creado por Celia xD), ojalá vuelva al gran nivel mostrado en las temporadas anteriores y no nos dejen al final con un mal sabor de boca.

Me ha parecido una muy buena notica este verano Nurse Jackie, la verdad es que la mezcla entre drama, ternura y toques de comedia está bastante bien conseguida (la considero un drama con algunos toquecitos de comedia, como la vida misma). Una serie que no intenta "atropellarnos" con multitud de temas y problemas para sus personajes si no que (como bien dices) se cocina a fuego lento. Si le tuviese que pedir algo a la 2ª temporada es que aproveche algo más a los secundarios ahora que ya están presentados.
Muy buenas reflexiones sobre ambas series.

¡Saludos!

Jaina dijo...

Telespectador: La sexta debe ser la última está claro. Estirar el chicle y que no chirríe viendo lo que ha pasado esta temporada me parece un poco difícil.

Retoma Jackie, tarda en entrar pero esos secudnarios que tiene valen mucho la pena.

ALX: Esos momentos son muy grandes, ahí Andy poniendo los puntos sobre las íes y de paso promocionándose como cabeza de familia. Qué bueno. Lo lógico sería que Nancy se redimiera, pero esta serie es impredecible. Yo espero que sí.

Sobre Jackie, te digo lo mismo que a Telespectador :)

Nahum: Al final con Jackie no hubo la Showtimitis que todos pensábamos y eso es un buen síntoma. Resulta ser el personaje menos destroyer de todo el catálogo. Como tú dijiste en tu post: capriana jeje! Se confirmó como la revelación del verano.

Seriéfilo: Hombre, la temporada no ha sido efectista pero ese final... A Nancy ya no hay por donde cogerla, lo cual no quita que siga fiel a la serie.

Oskar108: Están obligados a recuperar un poco de nivel para la series finale. Yo tp quiero más desarrollo de los secundarios en la 2, pq en este primera se han centrado mucho en la prota y los otros han demostrado que tienen potencial.