martes, 29 de septiembre de 2009

Qué perra es la vida de modelo...

Y qué cabrona es la audiencia. Poquísimo, dos avances de telediario, le ha durado a Ashton Kutcher su incursión en el mundo de las pasarelas. Tan malo ha sido el resultado que su colección, The Beautiful Life (TBL), no estará a la venta ni en las mejores perchas del mercadillo. Algo más de un millón de espectadores en el 'front row' y 0,5 de aprobación en el target comercial sentenciaron a Mischa Barton a tener que buscarse otro medio en el que buscarse el pan, y, de paso, también a los aficionados a no tener que comernos el tarro para ver qué serie estrenaría el sello de la cancelación.

Parece que The CW no está dispuesta a mantener una serie por debajo de los dos millones de espectadores, cifra media, más arriba o más abajo, alrededor de la que danza el resto de su parrilla liderada en estos momentos por The Vampire Diaries, que ahora mismo cosecha más de tres millones de adictos a las historias de los hermanos chupasangres de apellido italiano. La cadena 'verde' se ha revelado como una buena aprendiz de los métodos de FOX, sin duda, pero su decisión de cargarse TBL se entiende cuando las reposiciones del remake de Melrose Place (según TVbytheNumbers, también en la cuerda floja a falta de la aparición de Heather 'Amanda' Locklear) obtienen similares datos de audiencia a los de los dos episodios emitidos de la serie de Kutcher. De hecho, los refritos de los vecinos glamourosos ocuparán a partir de mañana el hueco que dejan los malogrados aspirantes a top models, a pesar de que ya se ha puesto en marcha una iniciativa para salvar la serie (!).

Debido a su consideración de hermana pobre de la familia, The CW es la peor posicionada para practicar las virtudes del santo Job en lo que a programación televisiva se refiere. Hay que ahorrar costes y Dawn Ostroff, mandamás del barco, lo sabe bien, pero la cancelación de TBL no hace más que evidenciar el fracaso de la oferta de ficción de la cadena, enrocada absurdamente en la faceta más casposa del 'teen' y, por tanto, sin la suficiente diversidad en su parrilla como para idear un plan de contingencia.

Cualquier análisis de la situación en el primer mes de la nueva temporada de series puede resultar prematuro, pero no tratándose de la cadena que nos ocupa, que lleva pegada la palabra 'crisis' desde su nacimiento hace tres años. Por su juventud no puede permitirse los gastos de las grandes 'networks', aunque esa situación es lo que debería estimular el talento y la visión de los responsables de The CW a la hora de buscar y fomentar productos de cierta calidad en la línea de su madre, la difunta The WB, de la que salieron productos sólidos, juveniles, y con más audiencia que las de su descendiente. Sin ir más lejos, me remito a las cifras de Angel que Seriéfilo menciona en este post sobre el periplo de la producción a lo largo de cinco temporadas.

Más allá de si traslada, o no, sus emisiones al cable (en caso de que desee mantener su status de cadena 'teen'), o de pensar en la desaparición, la supervivencia de The CW pasa por un replanteamiento de aquellos contenidos o historias que está dispuesta a emitir. Quitando las modas, existen lugares comunes entre los adolescentes de hoy y los que lo fuimos hace diez años y disfrutamos de Sunnydale, Capeside, Stars Hollow, o, muy al principio, de un embrujado puente de San Francisco. The CW debe encontrarlos.

5 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Y tanto que debe encontrarlos, porque hasta ahora lo que nos ha ofrecido dista mucho de grandes series como Las chicas Gilmore (por poner un ejemplo) y de seguir este ritmo no le quedará otra que desaparecer, porque no le veo futuro ni en el cable (con 2 millones de media siendo una network, qué puede esperar en el cable...).

Una lástima, porque podia haber aportado mucho, y se quedó en nada...(y lo digo yo, que hasta sigo The Vampire Diaries)

Saludos!

satrian dijo...

De la CW Sobrenatural, el resto no me llama nada ninguna, no soy parte de la audiencia de este canal por lo que parece.

fon_lost dijo...

es que lo de TBL era ridículo. y tampoco es comprensible que las series de la CW sean tan idénticas entre sí. vale que van todas dirigidas al mismo público, peeeeero.

en cuanto a la iniciativa por recuperar la serie, en fin...

seriéfilo dijo...

es que ser la más moderna de la pasarela a veces te trae dolores de cabeza, claro la cw se atreve con los modelitos más atrevidos y a la gente le crea rechazo. Por que digo yo que un sueter de cuello alto no viene mal de vez en cuando...

y ahora... ¿Que hacemos con mischa?

Jaina dijo...

Telespectador: Mira que yo soy de las que apostaba por el cable, pero tal y como ha empezado la temporada la CW, ya es que pienso en su próxima desaparación.

Satrian: Ese tiempo de televisión que ganas dedicándolo a otras series ;)

Fon_lost: Yo tb me quedé flipando, quién puede apostar por esto con esa audiencia? Incomprensible.

Seriéfilo: xDD, el suéter de cuello alto le vendría de perlas a la CW ahora mismo. Mischa tiene que encontrar otro curro que la mantenga ocupada que luego pasa lo que pasa...